Navarro cree que la falta de bancos valencianos no dañará a las empresas

El presidente de la CEV señala que lo importante es que el crédito llegue sea de «una entidad catalana, francesa o china»

REDACCIÓNVALENCIA.

Que la Comunitat Valenciana no cuente con una entidad financiera fuerte no tiene por qué ser negativo para las empresas. El presidente de la Confederación Valenciana de Empresarios (CEV), Salvador Navarro, matizó así el discurso que hasta ahora se ha venido manteniendo desde las organizaciones empresariales sobre el proceso de fusiones bancarias en la Comunitat, ya que desde estos ámbitos se consideraba que la pérdida de Bancaja, CAM y Banco Valencia redundaría en una reducción del crédito.

El presidente de la CEV dejó bien claro que las fusiones o adquisiciones que se han producido en los últimos meses con entidades valencianas no tienen por qué suponer una mayor dificultad para acceder al crédito para los empresarios de la Comunitat.

Navarro indicó que se perdió la oportunidad de hacer una entidad valenciana fuerte, «pero ahora lo más importante para las pequeñas y medianas empresas es tener financiación venga de una entidad catalana, francesa o china». Así de rotundo se mostró ayer el dirigente empresarial en una entrevista concedida a Radio 9.

Asimismo, indicó que la deuda que mantienen las administraciones públicas con las empresas es intolerable y resaltó que, para paliar los problemas de liquidez de los gobiernos, «se debe prescindir de todo el gasto que sea ineficiente y no productivo».

Por otra parte, Navarro dijo que lo más importante en la reforma laboral es la flexibilidad, tanto de funciones, como de horarios o movilidad. «Es clave para la economía española que recuperemos la situación de productividad y competitividad» y para «lograrlo se debe preparar un marco adecuado para que a la salida de la crisis la reforma esté adaptada al mercado», recalcó.