El Banco de Alimentos llega a casa

La entidad benéfica implanta un servicio de reparto a domicilio en Valencia para atender a personas sin recursos y de movilidad reducida Este año se ha atendido a 12.000 familias que no tienen ni para comer

J. BATISTAVALENCIA.
Serra conversa con Fabra acompañado del conseller Jorge Cabré y de la concejala Marta Torrado. ::
                             LP/
Serra conversa con Fabra acompañado del conseller Jorge Cabré y de la concejala Marta Torrado. :: LP

El Banco de Alimentos de Valencia pondrá en marcha en las próximas semanas un nuevo servicio para acercar su labor solidaria a aquellas personas que no tienen la posibilidad de moverse de casa a través de un servicio de reparto a domicilio. Así lo anunció ayer el responsable de la entidad, Jaume Serra, durante la visita del presidente Alberto Fabra a la sede situada en la calle Santa Cruz de Tenerife de Valencia.

Este servicio será similar al que ya funciona en la Pobla de Vallbona, donde el Banco tiene uno de los dos almacenes que operan en la provincia de Valencia. Estará destinado a personas mayores con dificultades para salir de casa y que viven una situación complicada, así como a discapacitados. Serra apuntó que además del reparto de comida mensual, la idea es que los voluntarios también desempeñen una tarea de acompañamiento, de manera que visiten a los beneficiarios con asiduidad. Para poder participar en el reparto deberán cumplir una serie de requisitos de renta, como sucede con todas las personas que acuden a la entidad en busca de alimentos gratis para subsistir.

Además, Serra anunció a Fabra que este año se consolidará el Banco de los Pobres, una oenegé nacida en el seno del Banco de Alimentos pensada para distribuir comida directamente a las familias, además de los repartos que se hacen a los centros benéficos. Por su parte, Fabra halagó la vocación de servicio de los cien voluntarios que trabajan para la entidad, que este año ha atendido a 12.000 familias.

Fotos

Vídeos