Una operación contra el dopaje deportivo se salda con 18 detenidos en Valencia

Tres exciclistas y dos trabajadores del Clínico y el Arnau de Vilanova están implicados en la red de tráfico de anabolizantes desmantelada por la Guardia Civil

JAVIER MARTÍNEZ JMARTINEZ@LASPROVINCIAS.ESVALENCIA.
Un guardia civil de la Unidad Central Operativa (UCO) muestra sustancias dopantes decomisadas. ::                             LP/
Un guardia civil de la Unidad Central Operativa (UCO) muestra sustancias dopantes decomisadas. :: LP

Otro duro golpe contra el dopaje deportivo. La Guardia Civil ha detenido a 18 personas en la provincia de Valencia por su implicación en una red de tráfico de sustancias anabolizantes. Un centenar de agentes, la mayoría de ellos desplazados ex profeso desde Madrid, participaron en la operación y se incautaron de centenares de cajas de EPO, hormonas de crecimiento y otros fármacos en una veintena de registros.

Entre los detenidos se encuentran tres exciclistas, que son los presuntos cabecillas del grupo desarticulado, y dos empleados de los hospitales Arnau de Vilanova y Clínico de Valencia. Los arrestados pasarán en las próximas horas a disposición judicial.

La operación comenzó el miércoles por la mañana con varios registros simultáneos en la ciudad de Valencia y varias poblaciones de la comarca de l'Horta Nord. Uno de los detenidos es Raúl C., un vecino del barrio valenciano de Malilla. Los agentes le intervinieron decenas de cajas de sustancias dopantes tras registrar de forma minuciosa su vivienda.

«Los guardias civiles han estado dos horas dentro de la casa y luego han sacado varias cajas. A él lo han detenido y se lo han llevado», explica un vecino de la calle Isla Cabrera. El propietario del piso, que está acusado de un delito contra la salud pública, fue trasladado a dependencias policiales para interrogarlo. Las otras detenciones se produjeron en Massamagrell, Sagunto, Navarrés, Mislata, Llombai, Bonrepòs i Mirambell y Bétera.

Los arrestos en la provincia de Valencia han sido el resultado de varios meses de investigaciones de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, un grupo de élite que ha desarticulado varias redes de tráfico de anabolizantes en los últimos años en la Comunitat.

Decenas de deportistas adquirían los fármacos sin ninguna justificación terapéutica a varios miembros de la red. Su única intención era conseguir un mayor rendimiento físico en las pruebas deportivas en las que participaban en la Comunitat Valenciana y otras regiones de España.

Tras realizar indagaciones en dos hospitales y determinados círculos de ciclistas y gimnasios, los agentes de la UCO averiguaron que varias personas estaban distribuyendo sustancias anabolizantes de manera ilegal. Además, uno de los cabecillas de la red ya había sido arrestado en una operación anterior contra el dopaje deportivo. Varios agentes de paisano sometieron a una estrecha vigilancia a los sospechosos para determinar el grado de implicación de cada uno de ellos.

Durante las investigaciones, la Guardia Civil descubrió que la mayor parte de las sustancias dopantes procedían de Portugal. Los agentes de la UCO también averiguaron que dos trabajadores de sendos hospitales de Valencia presuntamente sustraían fármacos en sus centros para luego venderlos en el mercado negro del dopaje. Ambos fueron detenidos tras las pruebas obtenidas por los guardias civiles. Fueron los responsables del Arnau de Vilanova y el Clínico los que alertaron a la Guardia Civil cuando se dieron cuenta de que personal sanitario estaba sustrayendo medicamentos.

Un tercer individuo también fue arrestado durante la operación por robar hormonas de crecimiento en un centro hospitalario de Valencia. Según informaron fuentes jurídicas, esta persona no es un trabajador de la sanidad pública, pero habría accedido a las instalaciones donde se guardan los medicamentos con la información que presuntamente le facilitó un sanitario. Los arrestos de los presuntos miembros de la red continuaron ayer en diferentes lugares de la provincia de Valencia.

Otro de los detenidos trabaja en una residencia de la tercera edad en la comarca de la Costera. Esta persona presuntamente desviaba medicamentos de uso hospitalario para ser comercializados por la red.

Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones. Algunos de las personas arrestadas se han acogido a su derecho de no declarar. La operación Máster también se ha desarrollado en Cantabria, Sevilla y Barcelona, donde han sido imputadas otras 11 personas.

La última macrooperación contra el dopaje en la Comunitat Valenciana fue realizada también por los agentes de la UCO. La operación Grial, desarrollada en noviembre de 2009 en Valencia, Bétera, Massamagrell, Montserrat, Barcelona, Murcia y Granada, se saldó con la detención de 12 personas, entre ellas el médico Walter Virú, el ciclista Pedro Vera y el entrenador deportivo Vicente Natividad. Como consecuencia de las investigaciones, el atleta Paquillo Fernández fue imputado. El marchador granadino admitió la posesión de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje, aunque aseguró que no había consumido ninguna.