La Pobla Llarga instala zona azul gratuita para aparcar en el centro

Según el Consistorio esta medida facilitará el acceso a los comercios, mientras que desde EU aseguran que a la «larga se impondrá el pago»

CARMEN CERVERÓ LARIBERA@LASPROVINCIAS.ESLA POBLA LLARGA.
Una de las zonas de aparcamiento delimitadas en el centro de la Pobla Llarga para regular el estacionamiento de vehículos. ::
                             LP/
Una de las zonas de aparcamiento delimitadas en el centro de la Pobla Llarga para regular el estacionamiento de vehículos. :: LP

Facilitar el aparcamiento en el centro de la localidad en horario comercial y así fomentar las compras en los comercios locales y agilizar las gestiones administrativas de los vecinos.

Ésta es una de las causas por las que el Ayuntamiento de la Pobla Llarga ha decidido instalar zona azul en cinco calles del centro del municipio. Pero a diferencia de otras zonas que los Consistorios reservan para aparcar en determinadas horas y previo pago, la de la Pobla Llarga será gratuita.

Y es que lo que se pretende con esta medida es garantizar la rotación de los vehículos aparcados en las vías adyacentes a la zona peatonal y al mercado municipal, con el fin de fomentar el acceso a los comercios y al resto de servicios, así como evitar atascos y aglomeraciones de tráfico.

Otro de los fines de este proyecto es mitigar los problemas de aparcamiento y reducir las concentraciones de gases y contaminación en el núcleo de la localidad.

Con la llegada del nuevo año la Pobla Llarga pondrá en marcha este sistema de aparcamientos regulado a través de parquímetros que ha sido subvencionado con 69.945 euros, por la Diputación de Valencia a través del plan Ppos de esta institución.

El nuevo sistema de aparcamiento, para el que se han reservado 120 plazas, en el centro del municipio funcionará del mismo modo que la tradicional Ora pero con la peculiaridad de que será gratuito y que tendrá un tiempo limitado de 45 minutos por tíquet.

«Los conductores tendrán que sacar el tíquet que tendrá una duración de 45 minutos, si en ese tiempo no han terminado las compras podrán volver a sacar otro papel con 45 minutos más», explicó el alcalde de la Pobla Llarga, Rafael Soler.

A pesar de la gratuidad del servicio, en caso de sobrepasar el tiempo indicado (45 minutos) o carecer de tíquet el conductor incurrirá en una infracción y podrá ser denunciado. El horario de este aparcamiento regulado que se va a aplicar en las calles Ramón y Cajal, José Iturbi, Sant Pere y calle Nou será de nueve de la mañana a dos de la tarde y de cinco a ocho, los domingos y los festivos esta zona no estará regulada por los parquímetros. El tíquet se deberá colocar de forma visible en el interior del parabrisas del vehículo.

Por su parte, desde la oposición no han visto con buenos ojos esta forma de regular el aparcamiento en el centro. Desde EU aseguraron que aunque «ahora es gratuito sabemos que a la larga se va a imponer el pago». El concejal de EU de la Pobla Llarga, Josep Vicent Dasí, explicó que los vecinos «no dejan de acceder al centro por problemas de aparcamiento, ya que a menos de dos minutos pueden estacionar el coche».

Por este motivo, Dasí consideró «innecesaria y absurda esta medida, con la que se ha malgastado el dinero, ya que lo único que va a provocar son quebraderos de cabeza entre los vecinos y compradores que tendrán que interrumpir sus gestiones para sacar el tíquet».