El alcalde de Alberic retira las competencias a su equipo de gobierno tras votar contra su aumento salarial

Faustino Sala asume el poder del Consistorio ante la sorpresa de su equipo de gobierno que asegura que «no les ha dado explicaciones»

CARMEN CERVERÓ LARIBERA@LASPROVINCIAS.ESALBERIC.
Faustino Sala junto a los concejales que formaban, hasta ayer, su equipo de gobierno. ::                             FRANCISCO GARCÍA/
Faustino Sala junto a los concejales que formaban, hasta ayer, su equipo de gobierno. :: FRANCISCO GARCÍA

Alberic vivió ayer un capítulo más de la crisis que arrastra el PP de la localidad, por las conocidas desavenencias entre el alcalde Faustino Sala y sus propios concejales.

Si el pasado mes de julio los ediles populares daban la espalda a su alcalde votando en contra del sueldo del máximo representante del Consistorio, en esta ocasión ha sido el propio Faustino Blasco el que ha movido ficha.

Y es que el alcalde de Alberic ha quitado las competencias a sus seis concejales, con los que la falta de entendimiento era visible dentro y fuera del ayuntamiento.

Una decisión que han recibido sorprendidos los concejales del PP, ya que les ha llegado por un decreto de alcaldía y no entienden los motivos de la retirada de las competencias a todo el equipo de gobierno.

Sobre las dos de la tarde los ediles del Partido Popular que se encontraban en el consistorio han recibido, de manos del secretario municipal, un decreto de alcaldía donde se les comunicaba la anulación de las áreas otorgadas para esta legislatura.

El concejal de Fiestas hasta ayer, Toño Carratalá, lamentó esta decisión, así como que Sala «no nos haya dado ninguna explicación e incluso nos hayamos enterado por un decreto de alcaldía».

Uno de los motivos de la retirada de las competencias, por parte de Faustino Sala, a sus seis concejales puede buscarse en que el alcalde de Alberic culpa a dos de sus ediles, entre los que se encuentra Carratalá, del corte de suministro eléctrico la pasada semana en las instalaciones de Servicios Sociales del Ayuntamiento debido al impago de las facturas. Por su parte, Toño Carratalá aclaró que «Sala es el concejal de Hacienda y el que recibe los burofax en los que la empresa avisaba del impago de los recibos, nosotros no teníamos esas notificaciones».

Pero ésta no podría ser la única causa de la drástica decisión tomada por Faustino Sala, que desde ayer asume todas las concejalías del Ayuntamiento, ya que la falta de comunicación y las desavenencias entre Sala y sus concejales son un secreto a voces en la localidad.

Esta nueva legislatura no ha empezado bien para Sala, ya que las críticas por su trabajo dentro del ayuntamiento le llueven por parte de su propio equipo, de la oposición y de los vecinos.

LAS PROVINCIAS intentó ponerse en contacto con el alcalde de Alberic, Faustino Sala, sin éxito.