Los gestores del banco se doblaron el sueldo justo antes del inicio de la crisis

Domingo Parra y el resto de directivos pasaron de cobrar 2,3 millones en 2006 a 4,4 el año siguiente

J. LARRAZVALENCIA.

Los miembros de la alta dirección del Banco de Valencia se aplicaron un sensible aumento de su retribución entre 2006 y 2007, justo el año en el que comenzaron a sentirse los primeros efectos de la crisis financiera. En concreto, el grupo de nueve personas encargado de gestionar la entidad con el consejero delegado a la cabeza, pasó de recibir 2,3 millones de euros en 2006 a cobrar 4,4 millones el año siguiente, lo que equivale a un incremento del 82%.

Además de Domingo Parra, se considera que forman parte de la alta dirección de la entidad los directores generales adjuntos y el resto de miembros del comité ejecutivo de dirección general.

En los años siguientes, los ejercicios en los que los resultados del banco comenzaron a resentirse como consecuencia de su elevada exposición al sector inmobiliario los directivos de la entidad se han ido aplicando progresivos recortes en sus retribuciones. No obstante, ni siquiera el año pasado, cuando ya había iniciado el Banco de España su inspección que revelará un déficit de capital de alrededor de mil millones de euros, los sueldos han regresado a los niveles de antes de la crisis.

De hecho, los miembros de la alta dirección se repartieron en 2010 algo más de tres millones de euros, según refleja la auditoria financiera que Deloitte realizó al cierre del ejercicio. El año anterior, sus retribuciones alcanzaron los 3,7 millones de euros.

Por su parte, los miembros del consejo de administración del Banco percibieron 1,7 millones correspondientes a sus remuneraciones de 2010, una cantidad ligeramente inferior a los 1,9 millones que cobraron en 2009.

El presidente de la entidad, José Luis Olivas, recibió el pasado año 236.000 euros, mientras que en 2009 se embolsó 251.000 euros, muy por encima de los 153.000 del segundo mejor pagado.

Si se tienen en cuenta todos los años que Olivas ha estado al frente de la entidad, a la que accedió en 2004, el también vicepresidente de Bankia ha recibido algo más de 1,4 millones de euros, a los que hay que sumar los recibidos hasta el momento de su salida de la entidad el pasado 28 de octubre.