El monumento a Sorolla sufre el ataque de unos grafiteros

REDACCIÓNVALENCIA.

El monumento a Joaquín Sorolla ha sufrido una agresión tras recibir el ataque de un grupo de grafiteros. La Concejalía de Cultura comunicó ayer que va a proceder a la limpieza de los grafittis que han aparecido en la escultura, situada en la plaza de la Armada Española, en el barrio del Canyamelar, un monumento que había sido totalmente restaurado en el año 2009, en una operación de rehabilitación que tuvo un coste de 25.000 euros.

Desde la Concejalía de Cultura, se pidió ayer «la colaboración ciudadana para evitar este tipo de agresiones al patrimonio, precisamente en una ciudad que ha sido reconocida por sus inversiones a favor de la recuperación del patrimonio», informaban en un comunicado.

«Valencia tiene mucho que cuidar, y ha de ser una tarea de todos los que vivimos en la ciudad» añadían desde el gobierno municipal, subrayando además que estos son actos «de vandalismo totalmente condenables y lamentables, y a su condena también debería sumarse Compromís en lugar de aprovechar el momento para hacer demagogia». El partido de la oposición denunció ayer que las pintadas ya llevan varios días hechas y que el monumento: «Está abandonado por el Ayuntamiento».