El viaje de Ferran Torrent entre Viena y Carcaixent

El escritor valenciano cuenta en 'Ombres en la nit' una historia de odio y venganza durante los años 40

BURGUERAVALENCIA.

El escritor valenciano Ferran Torrent vuelve a su característico ritmo ágil después de 'Bulevard dels Francesos', novela con una velocidad narrativa más pausada que su nuevo trabajo, 'Ombres en la nit', una historia para la que, de nuevo, abandona los territorios autóctonos que le encumbraron con sus primeros textos ('No emprenyeu el comissari' o 'Penja els guants, Butxana!') y despega en dirección a Viena.

Este salto en el espacio se acompaña de un brinco hacia atrás en el tiempo. El novelista de Sedaví ambienta 'Ombres en la nit' en Centroeuropa durante los años 40. En cualquier caso, Torrent termina por traerse la trama a su territorio, concretamente a Valencia y a Carcaixent, lugar de donde es el protagonista de la historia, el gitano Santiago Cortés.

'Ombres en la nit' se publica simultáneamente por parte de Bromera y Columna y confluyen en su salida al mercado varias elementos cabalísticos: se lanza en el 25 aniversario de la editorial valenciana y se trata de la novela número 200 de la colección 'L'Ecléctica', donde Bromera reune las obras de los escritores más representativos de la lengua autóctona y de autores prestigiosos del panorama internacional.

Ambientada entre Viena, Montecarlo y Valencia, Torrent cuenta la historia de un gitano de Carcaixent que lucha en la Segunda Guerra Mundial junto a la resistencia francesa y es capturado por los nazis y conducido al campo de concentración de Dachau. A partir de ahí, Santiago Cortés se embarca en una venganza que le devuelve a Valencia.

Violencia, odio y venganza

«Yo quería escribir una historia sobre la violencia, el odio y la venganza, y de dónde surgen estos sentimientos y sus consecuencias. Creo que el Holocausto fue una situación histórica que propicia estos sentimientos», señaló el escritor, quien aseguró que la labor de documentación «ha sido costosa, aunque no tan larga como la que realicé para 'Bulevard...'», si bien en el caso de 'Ombres en la nit' «me impuse evitar añadir toda la labor de investigación realizada para no restar fluidez a la trama ni escribir de más».

Y a pesar de tanta documentación, el propio Ferran Torrent explicó ayer, durante la presentación de su novela, que hay «un error, relacionado con Carcaixent, que pude cambiar antes de la impresión de la primera edición, pero que decidí dejar a ver si los lectores lo encuentran. Será como un juego con ellos».

La novela también es una «denuncia» del «dolor de una comunidad, la de los gitanos, masacrada por el nazismo, con más de 600.000 muertos», según señaló Bromera en un comunicado.

Otro de los atractivos de la nueva novela de Torrent es reconocer la ciudad de Valencia en el año en que transcurre la trama de la historia, en 1947. «Hemos realizado una exhaustiva reconstrucción de algunas cosas relacionadas con Valencia en aquel tiempo, como algunas costumbres, el tipo de moneda que circulaba o los apagones habituales que sufría el ciudadano», señaló Torrent, quien advierte que la parte donde la capital del Turia se representa como un hervidero de espias «es pura invención». Y es que en 'Ombres en la nit' también hay espacio para agentes británicos, espías soviéticos y falsificadores. Desde Bromera se asegura que «aunque nos hemos vetado la palabra 'trepidante', es verdad que esta novela lo es».