No nos toque las narices con la lengua valenciana, señor Mas

JOSÉ APARICIO PÉREZÚLTIMO SECRETARIO PERPETUO DE LA RACV

Su repetida frase de los últimos tiempos se le vuelve contra usted, 'rey' Arturo o emperador dels Països Catalans, deje en paz a nuestro Idioma, a nuestra Lengua Valenciana, y haga usted lo que pueda con la suya, la catalana, o lo que le deje hacer el pueblo catalán, que todo él no está con usted y mucho menos cuando con la inmersión pretende eliminar la lengua española del bagaje lingüístico, histórico y cultural del pueblo catalán, conjunto étnico que junto con el gallego, valenciano, vasco, balear, murciano, castellano, extremeño, navarro, aragonés y canario constituyen la nación española.

Por una vez el señor Zapatero ha estado acertado y su rectificación ha tenido eco, diversidad española pero siempre España. Destaque usted lo que nos une y no lo que nos separa.

Con la romanización la península, que tomó nombre geográfico de los iberos, los habitantes de su vertiente mediterránea, los antepasados de valencianos, murcianos, algunos castellanos, aragoneses, catalanes y franceses del Midi, unificó nombre político, administrativo y étnico, Hispania e hispanos sus habitantes, lo que los Reyes Católicos consolidaron. La mayor parte de sus habitantes nos sentimos cómodos así y no malgastamos tiempo y energías en proyectos separatistas tontos y ridículos.

Felizmente hay diversidad, que debemos mantener y cuidar, lo contrario sería monótono y absurdo por ir contra natura. La diversidad lingüística nos enriquece a todos y debemos cuidar, mantener y usar nuestras respectivas lenguas, la valenciana, la balear, la gallega, el bable, el vasco, el catalán,etcétera. incluso al mismo nivel que la lengua propia y común a todo el pueblo español, la Lengua Española, propia también de más de 400 millones de personas repartidas por el continente americano y el sudeste asiático.

Tampoco engaña usted a nadie y menos a los que lo fingen. Todo el mundo sabe que la lengua, para usted y sus huestes, incluso a los de aquí, que haberlas 'haylas', es un simple instrumento político. Su meta es el separatismo de España. Pero lo peor para valencianos y baleares es que, estimulados por los bobos pancatalanistas pretenden crear els Països Catalans y la lengua es su principal baza.

Por ello le decimos, deje en paz a la Lengua Valenciana, propia del pueblo valenciano, quien tiene todo el derecho a llamarla como le dé la gana y, con independencia de su origen, a regularla, normativizarla y reglarla como le dé la gana, son los valencianos sus únicos dueños. El cultismo que pretenden algunos es un subterfugio para catalanizar las diferencias que mantienen la distancia y la separación, de tal manera que solamente hacen el ridículo los del 'doncs', 'desenvolupar', 'el que diu i el que fa', los de la 'normalització'-'normativització'.

Al robarnos el agua del Ebro, necesaria para alcanzar la plenitud social y económica a la que nos conducía imparable nuestra proyección, robándonos también los 300.000 millones dispuestos por la CE para dar agua a valencianos y murcianos, necesitados de ella, levantaron ustedes un muro ya infranqueable entre ambos pueblos y eliminaron toda posibilidad siquiera a la fraternidad, dejando solamente un pequeño resquicio para intereses comunes sectoriales, como ahora lo del corredor mediterráneo. El 'abrazo del oso' ya no será posible. Cada uno en su casa.

Quédese usted con su lengua, los valencianos con las nuestras, la valenciana y la española, esta segunda es la mía por nación (lugar de nacimiento), la primera «si me dona la gana». Deixe en pau a la llengua valenciana, l'idioma dels valencians. ¿Lo farà? Ya vorem.