Mercadona gana un 65% de cuota de mercado en siete años

Un informe de la Comisión Nacional de la Competencia apunta que es la cadena que más crece y ya supera a Carrefour por volumen de ventas

X. MORETVALENCIA.

La cadena de supermercados Mercadona ha ganado un 65% de cuota de mercado en siete años. Según un informe de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) sobre las relaciones entre fabricantes y distribuidores del sector agroalimentario, la enseña valenciana es el operador que ha experimentado un mayor crecimiento en el periodo analizado al pasar del 12,8% que tenía en 2002 al 21% de cuota en 2009. Frente a ello, destaca el estancamiento del grupo Carrefour, que copa un 21,7% del mercado nacional pese al ligero retroceso que experimentó desde 2007, y de los otros dos operadores principales: Eroski y Auchan.

Según el informe, ha sido precisamente el incremento en la cuota de Mercado que ha experimentado la cadena que preside Juan Roig el que más ha influido en la «fuerte concentración» que ha experimentado el sector de la distribución alimentaria en los últimos años, ya que los cuatro operadores principales copan un 58% del mercado frente al 48,7% que tenían en 2002.

El estudio de Competencia constata que los supermercados medianos son actualmente el formato dominante al concentrar el 47% de las compras en alimentación de los hogares. Por lo que se refiere al volumen de ventas netas, Mercadona ya es el principal distribuidor alimentario en España por delante de Carrefour, Eroski, Auchan y El Corte Inglés. La facturación agregada de estos cinco operadores ascendió en 2009 a 59.604 millones de euros, un 72,2% del total.

Otra de las principales conclusiones del informe se refiere al aumento de la cuota de mercado de la marca de distribuidor, que ha pasado del 22% en el año 2003 al 34% en 2009. La CNC explica ese importante aumento por la persistencia de la crisis económica. De entre los grandes operadores del sector, Mercadona es, con un 38%, el que registra un mayor porcentaje de venta de productos de marca propia. En el extremo opuesto se sitúa El Corte Inglés (16%) y la cadena valenciana Consum, cuyas marcas propias sólo representan el 14% de sus ventas.

No obstante, el estudio alerta de que la concentración del mercado entre pocos operadores y la «progresiva sustitución» de las marcas de fabricante por las marcas propias han incrementado «sensiblemente» el poder de negociación de los distribuidores frente a los fabricantes, lo que, a largo plazo, «afecta negativamente» a la competencia entre fabricantes y entre distribuidores, así como a la «capacidad de innovar» de los fabricantes. También advierte de que las marcas propias tienden a desplazar a las marcas de fabricante más débiles, lo que fortalece a las enseñas líderes y crea un escenario con una «menor variedad y calidad del producto».