Casi un millar de jóvenes al mes recurren a la píldora del día después

La venta libre del fármaco cumple dos años con un resultado que duplica el registrado cuando era necesaria la prescripción

L. GARCÉS VALENCIA/MADRID.
Un farmacéutico organiza medicamentos en su establecimiento. ::
                             LP/
Un farmacéutico organiza medicamentos en su establecimiento. :: LP

La venta de la píldora del día después sin necesidad de receta cumplió ayer dos años. En todo ese tiempo el número de unidades dispensadas en la Comunitat prácticamente se ha duplicado al alcanzar un incremento «superior al 75%», tal como ayer señaló el doctor Ezequiel Pérez Campos, presidente de la Fundación Española de Contracepción.

La dispensación de este fármaco sin necesidad de prescripción médica acaba de cumplir dos años. En septiembre de 2009 la norma entró en vigor. En el trimestre anterior a esa fecha el número de píldoras postocoitales distribuidas en la Comunitat ascendía a 1.500, dato que apuntaba una media mensual de 500 unidades.

Cuatro meses después de la liberalización de la venta, el número de unidades distribuidas en la Comunitat se situó en 4.500, según datos de distribución a los que tuvo acceso LAS PROVINCIAS en ese momento. Ello suponía una media aproximada de un millar de pastillas al mes.

Ahora, dos años después, según se desprende de las declaraciones del doctor Ezequiel Pérez Campos, esa proporción sigue la misma tendencia. El especialista explicó ayer, tras la presentación de un estudio auspiciado por la Sociedad Española de Contracepción (SEC), que la Comunitat sigue la misma pauta que el resto de España, si bien el incremento entre las valencianas «puede ser superior al 75%».

Varias farmacias constataban ayer el mismo hecho. Así, desde una botica del centro de Valencia aseguraban que se vende «casi el doble. Prácticamente todos los días se vendemos dos». En otro establecimiento farmacéutico apuntaban hacia la misma realidad: «Es posible que el doble». El doctor Ezequiel Pérez Campos apuntó también que la Comunitat ocupa el cuarto puesto en la clasificación por Comunidades Autónomas. La preceden Madrid, Cataluña y Andalucía.

Estudio nacional

El trabajo sociológico que ayer dio a conocer la Sociedad Española de Contracepción, realizado por Sigma Dos con una muestra de 6.200 mujeres de entre 14 y 50 años de toda España, muestra que dos de cada tres interrogadas han empleado la píldora del día siguiente tras haberse roto el preservativo.

Ante estos datos, la presidenta de la Confederación Iberoamericana de Contracepción, María Ángeles Gómez, aseveró en la presentación que el informe demuestra que el uso de la píldora no está asociado al mantenimiento de relaciones sexuales sin protección. Según Gómez, no es cierto que las españolas hagan empleo reiterado de la anticoncepción de emergencia. La mayoría la ha utilizado una vez. «Y más de dos es anecdótico», apostilló.

El doctor Ezequiel Pérez, adujo que el estudio pone de manifiesto que la píldora del día después se ha convertido en una «segunda oportunidad anticonceptiva», y se congratuló del buen uso que hacen de ella las españolas. Pese a todo, siguen existiendo falsas creencias. Por ejemplo, más de la mitad de las mujeres (53,4%) creen que se trata de un medio para abortar y el 60,2% estima que su uso puede ser perjudicial para la salud.

Las encuestadas no tienen problemas para acceder la anticoncepción de urgencia en las farmacias, y reconocen que los principales problemas los encuentran en los centros de salud. El informe también apunta que las españolas no almacenan en su casa la píldora. Tras recurrir a la pastilla, el 21,2% de las encuestadas optó por cambiar de anticonceptivo habitual. El más utilizado (42%) es el preservativo, seguido de los métodos hormonales.

El 24,5% de las españolas no utiliza anticoncepción. El 6,4% de ellas no ha tenido relaciones sexuales nunca y, según los representantes de la SEC, hay que tener en cuenta que entre las restantes hay mujeres que buscan un embarazo o sufren problemas de fertilidad.