Xúquer Viu alerta de que el Júcar se puede secar a su paso por Antella

El descenso del caudal se debe a que el agua que expulsa la presa es derivada a la Acequia Real y una mínima cantidad sigue su cauce

A. TALAVERA LARIBERA@LASPROVINCIAS.ESALZIRA.
Estado actual del Júcar en un tramo a su paso por la Ribera. ::
                             LP/
Estado actual del Júcar en un tramo a su paso por la Ribera. :: LP

La falta de agua sigue siendo un problema en el río Júcar pese a los buenos registros de precipitaciones de los últimos años. Y es que pese al aumento de las reservas hídricas, ciertos tramos del río a su paso por la Ribera siguen corriendo graves riesgos según ha denunciado el colectivo Xúquer Viu.

Se trata de la zona de Antella, un punto sensible en el que año tras año se repiten escenas alarmantes de descenso del caudal. Así, Xúquer Viu ha observado, desde el pasado 9 de septiembre, una importante reducción de paso de agua en el tramo entre Antella y Huerto Mulet de Algemesí que se ha agudizado.

«Si persiste esta situación el río se secará en unos días», apunta Paco Sanz de Xúquer Viu. Y es que el pasado 21 de septiembre se registró el paso de tan sólo 0,34 metros cúbicos por esta zona, «completamente insuficiente para el mantenimiento de los ecosistemas acuáticos», explican desde el colectivo ecologista.

Muestra de esta escasez de agua es que en algunas zonas se pueden ver las piedras del fondo ya que el caudal no llega ni a alcanzar varios centímetros de altura.

El motivo de esta grave situación de sequía en el río viene derivado de que de los 12 y 15 metros cúbicos por segundo que la presa de Tous ha estado soltando en los últimos días, tan sólo ha bajado por el río menos de un metro cúbico. «La mayor parte del agua que expulsa el pantano es derivada a la Acequia Real y lo que queda no es suficiente» para hacer frente a las necesidades del río, explica Sanz. Además, en esta zona de la Ribera Alta exista un tramo de filtraciones que no se han estudiado y también fomentan la pérdida de caudal, por lo que se necesitan más metros cúbicos por segundo.

Así, sino se toma una solución en unos pocos días podría repetirse la situación de 2006 cuando el río se secó totalmente en un tramo de 10 kilómetros a su paso por Alberic.

Xúquer Viu asegura que la solución a esta problemática del Júcar pasa porque se apruebe el nuevo Plan de Cuenca que se encuentra paralizado desde 2009. Con esta normativa se regularían los caudales ecológicos mínimos por lo que no se podría derivar más cantidad de agua a otras necesidades antes de cubrir las del propio río.

«La Confederación Hidrográfica del Júcar debe controlar el caudal y distribuir el agua de manera que no se perjudique el mantenimiento del río», añaden desde la Plataforma Xúquer Viu.