Gandia compra un concesionario de coches para ubicar el retén de la policía local

El Consistorio reformará el edificio ubicado en la avenida de Valencia con dos millones de euros del Plan Confianza

BEA RODRIGOGANDIA.
Imagen virtual del retén de la policía Local de Gandia en el actual concesionario de la avenida de Valencia. ::
                             LP/
Imagen virtual del retén de la policía Local de Gandia en el actual concesionario de la avenida de Valencia. :: LP

El nuevo retén de la Policía Local de Gandia estará en una nave ubicada en la avenida de Valencia, que en la actualidad es un concesionario de automóviles. El Ayuntamiento de Gandia ya ha iniciado los trámites para comprar las instalaciones a los propietarios y acondicionarlas para albergar las dependencias policiales.

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, no quiso adelantar el precio que se está barajando para la compra «por respeto a los propietarios», ya que todavía no está cerrada la operación, aunque sí que anunció que la reforma de la nave costará entre dos y 2,5 millones de euros y que estas obras pueden durar alrededor de un año y medio.

Según el alcalde, la compra de un edificio es «una ventaja más», ya que no será necesario construir uno nuevo. El primer edil informó ayer que el departamento de Urbanismo está baremando un «precio justo» con los propietarios y que el gobierno lo dará a conocer en breve.

Una de las novedades del futuro retén es que contará con galerías de tiro, de manera que los agentes no tendrán que trasladarse a otras localidades para realizar estas prácticas policiales como hacían hasta ahora, e incluso, el personal de otros municipios de la comarca y de comarcas vecinas podrán utilizar las galerías de Gandia. «Era una vergüenza que los policías de Gandia tuvieran que ir a otros pueblos más pequeños a realizar las prácticas de tiro», explicó Arturo Torró.

Tanto el alcalde de la ciudad como el jefe de la Policía Local, Marc Cuesta, destacaron ayer en rueda de prensa que el principal atractivo del nuevo retén es su localización, entre dos «zonas sensibles» de actuaciones policiales: el barrio de Santa Anna y el polígono Alcodar, además de su cercanía al cuartel de la Guardía Civil y al solar donde esta proyectado que se construya el Palau de Justicia que aglutinará los servicios judiciales de la ciudad.

Servicio directo al ciudadano

«El problema de todas las anteriores instalaciones de Policía Local de Gandia siempre ha sido el lugar», afirmó Marc Cuesta, quien añadió que la localización también es «la más adecuada» porque facilita las salidas hacia Alicante y Valencia y porque no está lejos del centro urbano y del hospital.

«La avenida de Valencia está totalmente integrada en la ciudad, por lo que el servicio directo al ciudadano será cómodo para que pueda realizar cualquier gestión allí», aseguró el agente.

El responsable de la Policía Local aseveró: «Por fin conseguiremos unas instalaciones adecuadas» y se mostró satisfecho porque el nuevo local es «suficientemente amplio y en condiciones» y permitirá trabajar con tecnología punta, así como estacionar más vehículos. Además, las dependencias acogerán también las oficinas del departamento de Trànsit i Mobilitat y el servicio de Protección Civil.

Con este anuncio, queda desbancado el proyecto que presentó el anterior concejal de Urbanismo, Fernando Mut, de ubicar el retén frente a las actuales dependencias judiciales. Torró afirmó ayer que este no era un punto estratégico. «Estaba arrinconado y se comía un párking», añadió.

El primer edil calificó las actuales dependencias del retén, ubicadas en la carretera de Villalonga, de «tercermundistas» y de ahí la necesidad de disponer de una nuevo. El gobierno todavía desconoce cuál será el uso del antiguo retén cuando comience a funcionar el nuevo y reta a los ciudadanos a presentar propuestas.