Aulas a contrarreloj en San Antonio de Benagéber

50 alumnos no pueden empezar sus clases por las obrasEl alcalde ofrece gratis la Casa de la Juventud tras las protestas de los padres porque debían pagar seis euros al día

M. COSTAVALENCIA.
El estado de las aulas prefabricadas en obras, ayer por la mañana. ::
                             LP/
El estado de las aulas prefabricadas en obras, ayer por la mañana. :: LP

La llamada de teléfono de una profesora que notificaba ayer a los padres de cerca de 50 alumnos del Colegio 8 de Abril de San Antonio de Benagéber que los niños no podrían hoy comenzar sus clases de Infantil en sus aulas prefabricadas, todavía en obras, encendía los ánimos.

La gota que colmaba el vaso fue que se les pedía «seis euros por niño y día para llevarlos a la Casa de la Juventud como alternativa hasta el lunes. Una tomadura de pelo increíble», afirmaba Joaquín, padre de uno de los niños afectados por este imprevisto cambio de planes.

Esta solución provisional para ultimar otra alternativa que también se presenta provisional, como es usar aulas prefabricadas a la espera de la construcción de un nuevo colegio por falta de espacio en el actual, trasladó las quejas de padres y madres al Consistorio. «Queremos denunciar una situación lamentable. No se pueden hacer las cosas así», recalcaron.

Una «barbaridad»

Los afectados consideraban que «no es culpa nuestra el retraso que impide a nuestros hijos comenzar las clases de Infantil pero es que además tenemos que pagar por ello. Es una barbaridad y muchos no estamos dispuestos a llevar a nuestros hijos a la Casa de la Juventud como si nada», recalcaba otra madre afectada.

Tras todo lo sucedido, lo cierto es que ayer por la tarde los trabajos de adecuación de las aulas se intensificaron y anoche «estaban ya terminadas», según aseguró a este diario el alcalde del municipio, Eugenio Cañizares.

«Está ya todo preparado pero como el Consejo Escolar ya tomó la decisión de empezar en la Casa de la Juventud no se ha notificado lo contrario a los padres. En cualquier caso, se hará todo lo posible para que el viernes (por mañana) comiencen las clases del resto con normalidad».

Cañizares recalcó que el pago de seis euros que inicialmente se tenía previsto solicitar a los padres «no se va a pedir, que no se preocupe nadie», aclaró.

Por otro lado, el PSPV de Torrent lamentó que se siga sin apostar por «la educación pública como demuestran los nuevos barracones del Colegio de Educación Especial La Encarnación», un centro que «acoge a alumnos con movilidad reducida».