Los colegios de Cataluña deberán enseñar también en castellano

CRISTIAN REINOBARCELONA.

La Generalitat tiene dos meses de plazo para adoptar las medidas necesarias para incluir el castellano «como lengua vehicular» en el sistema educativo catalán. El ultimátum está recogido en una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dada a conocer ayer, que es consecuencia directa de una sentencia del Tribunal Supremo del mes de diciembre del año pasado.

El Supremo dejaba al Govern los pasos a seguir para lograr que el castellano se emplee también como idioma para enseñar otras asignaturas. El modelo de enseñanza de Cataluña tiene el catalán como único idioma de transmisión de conocimientos, a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades como el País Vasco, donde conviven tres sistemas lingüísticos. En las escuelas catalanas, el castellano es una asignatura más, impartida con una media de dos horas semanales.

La sentencia del Supremo no se cargaba el modelo de inmersión lingüística catalán, ni hablaba de aplicar un doble sistema, ni siquiera fijaba la proporción en que debe usarse el castellano. La sentencia obligaba a la Generalitat a poner en marcha cuantas medidas sean precisas para adaptar el modelo de inmersión lingüística con el objetivo de que se garantice que el castellano no puede ser solo una asignatura más en las escuelas.

El TSJC cree que el Govern no ha cumplido el fallo. Y de no hacerlo en dos meses, la ley prevé desde la imposición de multas hasta la apertura de diligencias penales a los que impidan la ejecución de una sentencia. La Generalitat anunció que recurrirá la resolución y que defenderá «con firmeza un modelo que es patrimonio del país», según la consejera de Educación, Irene Rigau.