Turís realizará una auditoría para saber su deuda exacta

La situación económica del Consistorio es mala y la alcaldesa apunta a que el déficit se podría haber multiplicado en los últimos años

A. TALAVERATURÍS.

La economía local es el mayor quebradero de cabeza de los Consistorios y conseguir pagar todas las facturas pendientes se ha convertido, en muchos municipios, casi misión imposible.

En Turís se ha decidido aprobar la modificación de créditos de unas partidas a otras para poder hacer frente a los pagos imprescindibles. Este será el paso previo para conseguir que se realice una auditoría en el Ayuntamiento para poder esclarecer las cuentas.

«La situación es bastante mala y el problema es que no sabemos el volumen de deuda exacto que tenemos», señala la alcaldesa de Turís, Pilar Lozano.

Con la realización de este estudio por parte de una empresa independiente se analizara la deuda total, de bancos y facturas, además de realizarse posteriormente un plan de saneamiento.

«Los últimos datos que tenemos son del presupuesto de 2010 donde figuraba un déficit de 4,7 millones de euros pero desde entonces se puede haber multiplicado por dos e incluso por tres esta cantidad», apunta Lozano.

Muestra de los problemas económicos que atraviesa el Consistorio de Turís es que se están comenzando a pagar facturas de 2009, e incluso, queda pendiente alguna de 2002 según indica la responsable municipal.

La situación se agrava, ya que si no se consigue reducir la deuda puede correr peligro el suministro de los principales servicios por la falta de pago a los proveedores aunque por el momento el Consistorio sigue pagando pese a las dificultades. «Estamos haciendo frente a recibos de Iberdrola en último recurso», explica la alcaldesa.

La realización de la auditoría, que se prevé para mediados de septiembre tras todos los trámites burocráticos, también permitirá solicitar financiación al ICO para cubrir los gastos. El Ayuntamiento de Turís también podrá contar con unos 20.000 euros que la Diputación ha establecido para los municipios.

La aprobación de la modificación de créditos, entre otros aspectos, posibilitará la financiación de la segunda fase de las obras de la escuela infantil.

Otro de los temas económicos pendientes en Turís es realizar, tras la finalización de las fiestas, el balance del total de la recaudación de los festejos taurinos. Turís acostumbraba a dar una subvención a las dos peñas taurinas para que organizaran los eventos pero este año ha sido el propio Consistorio el encargado de pagar estas fiestas. «Hemos optado por poner precios asequibles y por el momento se han conseguido buenas entradas», señala la alcaldesa.

Ahora falta conocer si estos ingresos han sido suficientes para hacer frente a los gastos generados durante los eventos o se ha producido un déficit que tenga que sufragar el Consistorio de Turís.