La terminal del Puerto se masifica con la llegada de cruceros y ferries

En las horas punta el edificio se queda minúsculo para poder absorber la cantidad de gente que llega o se marcha de Valencia

J. AGUADÉVALENCIA.
La terminal estaba abarrotada de gente pasado el mediodía de ayer. ::                             JUAN JOSÉ MONZÓ/
La terminal estaba abarrotada de gente pasado el mediodía de ayer. :: JUAN JOSÉ MONZÓ

Fotos: Multitud de pasajeros en la terminal del Puerto de ValenciaTodos los domingos pasa lo mismo. Antes del mediodía, la terminal de pasajeros del Puerto de Valencia está más o menos tranquila. Los más madrugadores que llegan a facturar sus maletas en los dos cruceros que salen de Valencia ese día aún se mueven cómodos con sus grandes maletas (más dignas de un inmigrante listo para hacer las Américas que de un turista que se va a pasar una semana en chanclas y camiseta de manga corta).

Pero cuando llega el primero de los dos cruceros que cada domingo hacen escala, uno de Happy Cruises y otro de Royal Caribbean, la terminal abandona el modo tranquilidad para convertirse en un auténtico hervidero de gente. Los que entran se mezclan con los que salen y a todos ellos, siempre se cuentan por millares, se tienen que agregar también los que llegan a la terminal de Acciona para coger el ferrie a Ibiza que estos días de principio y final de vacaciones va lhasta las trancas. La terminal se queda minúscula para poder amortiguar la marea de personas que ayer, pasadas las dos de la tarde, se hacinaban en la zona de recepción del edificio. Es su día grande, cuando más gente transita, pero los lunes también son un plato fuerte con la llegada de otros tantos cruceros.

«Hay demasiada gente. La verdad es que el otro día cuando nos marchábamos de crucero ya nos ocurrió lo mismo y hoy, una semana después es muy parecido. Hay demasiada gente pero el problema es más grande cuando llegas que cuando te vas», decía ayer Maricarmen, que acababa de llegar en un crucero tras una semana dando la vuelta al Mediterráneo.

Los ferries siempre han estado ahí. Palma, Ibiza o Menorca están conectados con Valencia. Pero ahora lo que ha dejado liliputiense a la terminal de pasajeros es la proliferación del turismo crucerista. En un año se ha pasado de 220.000 turistas que han elegido este medio para visitar Valencia a casi 400.000 que este año usarán el Puerto como escala o como punto de salida de su viaje.

Los que en una semana surcan el Mediterráneo buscando visitar ciudades, descansar y comida abundante en los buffets de los grandes barcos, como el 'Adventure of the Seas', que ayer dejó en Valencia a 600 pasajeros, recogió otros tantos y sacó de excursión a una parte de los más de dos mil que viajaban en sus camarotes. El 'Ocean Pearl', que llegó tarde y dio un respiro a la terminal al no hacer coincidir los dos cruceros a la misma hora, traía a 1.200 personas de las que una buena parte iba a abandonar el barco en Valencia. Tras una semana de tranquilidad y todo incluido, tocaba lidiar con la terminal atiborrada.

Vídeo: La ocupación en agosto en Valencia se sitúa en el 90%

El nuevo edificio dependerá de un estudio de mercado