«Hay que adaptarse a lo que piden los turistas»

Encarna Sanchís. Presidenta de Covaco pide al Consell que marque las pautas sobre qué tipo de comercio quiere en el puerto de Valencia

JULIÁN LARRAZ JLARRAZ@LASPROVINCIAS.ESVALENCIA.
Encarna Sanchís, en la sede de Covaco. ::
                             JESÚS SIGNES/
Encarna Sanchís, en la sede de Covaco. :: JESÚS SIGNES

Encarna Sanchis lleva 50 años al frente de su negocio y es una firma defensora del asociacionismo. Preside Covaco, confederación de comerciantes de la Comunitat Valenciana, que está al margen de Cierval, patronal oficial de la Comunitat Valenciana.

-Mañana cambiamos de mes. ¿Es el momento de hacer el agosto o de cerrar los negocios para no abrirlos en septiembre?

-No vale ninguno de los dos extremos. Nosotros somos gente positiva. Ya no hay ningún mes que sea agosto y nos resistimos con uñas y dientes a cerrar nuestro negocio. El comerciante no sólo ha puesto su dinero y su esfuerzo durante unos años de su vida sino que además su negocio le duele las tripas. Ya no hay ningún agosto pero sí que es cierto que el turismo ha cambiado mucho en los últimos años y el comercio va mirando a este turismo con esperanza y con actitud de cambiar la forma de trabajar.

-La calle donde está la sede de Covaco, Navellos, es un ejemplo del boom de heladerías relacionadas con el turismo. ¿Hay más nichos de negocio para el turismo?

-Seguro. Llevo muchos años viniendo a esta calle y antes no me tropezaba con ningún turista y ahora cada día hay varios grupos en las Cortes, hacia la Plaza de la Virgen o dirección a las torres. Y eso el comerciante lo está viendo. Ahora es el boom de las heladerías pero llegarán otros y lo que hay que hacer es adaptarse a los que pidan los turistas.

-¿Está el comercio valenciano pendiente de esas tendencias?

-Están pendientes pero vivimos un momento muy difícil porque las cosas no funcionan y hace falta dinero para remodelar los comercios. La falta de seguridad en el futuro político nos afecta. ¿Cómo van a reaccionar los políticos? ¿Cómo van a resolver los problemas que tenemos? Todos los días en los periódicos vemos problemas políticos y económicos y con esa situación es difícil llevar un negocio.

-Ahora parece que las aperturas se dirigen hacia el turista del centro. Hace unos meses se vivieron muchos cambios de comercio en el eje Colón y sus paralelas ¿Cuál será la siguiente zona de moda?

-Habrá, en su momento, un eje del puerto para todos los turistas que llegan en crucero. Donde el comerciante vea una posibilidad de negocio, allí estará. La conselleria de Comercio tendría que dar pautas claras a los comerciantes y aclarar qué comercio quiere en el puerto para que así se puedan tomar posiciones.

-Todas estas inversiones requieren financiación. ¿Hay crédito para estos proyectos?

-No.

-Entonces, ¿cómo abren?

-Hay financiación, pero es muy difícil. Encontrarla es escalar una montaña y ojalá se estabilicen las cosas y cuando llegue un comerciante con historia y trayectoria y llegue al banco de toda su vida a pedir una póliza para comprar género sea sencillo.

-¿Cómo vive el comercio que su entidad de toda la vida cambie de nombre?

-Con susto. Hace falta una estabilidad porque todos los cambios asustan.

-¿Cómo deben ser las pautas que marque el Consell?

-Deben dar referencias de lo que quieren que se haga en el puerto. Tenemos que conseguir que la Conselleria, junto con la confederación de comercio, hagan un plan de futuro próximo para que el comerciante pueda tomar decisiones. Hace falta saber los tiempos, qué se va hacer en cada sitio para poder dirigir bien las inversiones. No puede pasar que un comerciante invierta en una calle porque exista una posibilidad de negocio y luego se cambien los programas.

-Desde vuestra confederación, ¿que aportáis al comerciante?

-Nosotros somos un confederación que une a las tres asociaciones de las tres provincias de la Comunitat y la federación de mercados con dos ideas: tener una línea de contacto clara con la administración y otra de servicios para los asociados. Dentro de los servicios, desde el 1989 hemos ido aumentando la seguridad de los comerciantes. Tenemos un proyecto en marcha en el que se da la posibilidad a un comerciante de que, antes de tomar sus decisiones, pueda saber dónde cómo y de qué manera instalar su negocio. Qué negocio le puede ofrecer más estabilidad, qué competidores va a tener y qué clientes puede encontrar en su zona. Ese es el trabajo que hacemos desde aquí que da unos magníficos resultados. Nuestra meta es servir a los comerciantes.

-¿Cómo es la relación entre Cecoval y Covaco?

-Cecoval tiene un espacio y nosotros uno más grande. La intención es la misma: servir al comerciante. En cuanto a la relación personal, perfecta. Nosotros presumimos de ser la confederación con mayor representatividad empresarial. Tenemos 211 asociaciones y más de 35.000 socios.

-¿Comparte la idea de José Vicente González, presidente de Cierval, de que existe una «sopa de letras» de asociaciones que debe reducir ya que muchas tiene actuaciones similares?

-Yo estaría encantada de ver como José Vicente González pone en marcha estas ideas que tiene. Nosotros no hacemos ningún proyecto bonito que busque el relumbrón sino que sean necesarios. No hay ningún proyecto que nosotros hagamos que tenga otro similar en otra asociación. Estoy de acuerdo con lo dice el presidente de Cierval pero nosotros ya lo hacemos. Lo que hemos exigido siempre es que el dinero que se gaste se destine a proyectos que lleguen directamente al comerciante.

-En esta mapa de «sopa de letras», ¿qué papel tiene la Cámara de Comercio?

-Las cámaras tuvieron una razón de ser importantísima y no digo que ahora no la tenga pero estamos en un proceso de adaptación a los nuevos tiempos. Los que estamos en la Cámara de Comercio intentamos que cada vez ofrezcan al comerciante lo que realmente necesitan. En algunas épocas se ha dado un servicio profesional importante. Los servicios de formación de la Cámara han sido muy importantes para las empresas.

Fotos

Vídeos