Un todavía desconocido Alfonso Bataller se estrena hoy como alcalde

El nuevo primer edil afrontará mañana en el pleno una moción sobre el AVE y, por la tarde, la elección de las reinas de la Magdalena

V. GILCASTELLÓN.
Alfonso Bataller en el Ayuntamiento de Castellón. ::
                             LP/
Alfonso Bataller en el Ayuntamiento de Castellón. :: LP

Lo suyo ha sido llegar y besar el santo. Después de sólo 40 días como vicealcalde de Castellón, en su primer cargo de responsabilidad política, Alfonso Bataller comienza hoy su andadura como primer edil de la capital de la Plana ocupando la vacante que hasta ayer ostentaba Alberto Fabra, presumiblemente durante los próximos cuatro años.

Lo será, por ahora, sólo en funciones, puesto que su investidura oficial se producirá este sábado. Sin embargo, Bataller se tendrá que poner antes el 'mono de faena', puesto que mañana le espera su primer pleno, en el que se debatirá una moción sobre el AVE y una modificación de créditos, además de la toma de posesión de su escaño de Beatriz Jiménez (PP), que cubrirá el hueco de Fabra en la concejalía de Juventud.

Eso por la mañana, porque esa misma tarde presidirá un acto tan tradicional y relevante como la elección de las próximas reinas de las fiestas de la Magdalena.

Su mano derecha en esta nueva etapa será Marta Gallén, que asumirá la vicealcaldía además de conservar la tenencia de alcaldía del Grao de Castellón y la concejalía de Turismo. Miguel Ángel Mulet, por su parte, continuará como portavoz del grupo popular acompañado por Juan José Pérez Macián, que además de portavoz adjunto se ocupará del área económica y de las concejalías de Modernización y Recursos Humanos.

El PP municipal culmina, de este modo, un intenso trabajo de reordenación que comenzó ya a finales de junio con la salida del Ayuntamiento de la concejala de Educación, Beatriz Gascó, después de su nombramiento como directora general de Calidad Educativa de la Conselleria de Educación.

La marcha de Gascó supuso la redistribución de las áreas que hasta entonces dirigían entre los ediles Vicent Sales (Educación), Marta Gallén (Turismo) y Carmen Querol (Igualdad), y el salto a la política de primera línea de José Masip, dispuesto a asumir, tras las elecciones municipales, su segundo mandato como concejal no electo. Masip, número 16 de la candidatura popular, juró en el último pleno, celebrado el viernes 15 de julio, su cargo de concejal.

Un recién llegado

Uno de los principales caballos de batalla con los que tendrá que lidiar Bataller es el desconocimiento que sobre su figura existe entre la ciudadanía castellonense. A diferencia de su predecesor, que llevaba 20 años en el Ayuntamiento de Castellón, pasando por todos los escalafones antes de ser alcalde, el nuevo alcalde se revela como toda una incógnita.

Y es que el primer edil en funciones trabajó como subsecretario de la Conselleria de Sanitat de 2007 a 2011, pero su rostro no es tan reconocible como el de Miguel Ángel Mulet o el de Marta Gallén, por nombrar sólo a dos de sus compañeros en la actual corporación municipal.

De momento, Bataller ha anunciado que, al igual que el anterior alcalde, mantendrá un tono «reivindicativo» frente a la Generalitat Valenciana, curiosamente frente al que hace bien poco era su superior, al que, por otra parte, considera como «un referente».

Asimismo, aseguró que sus prioridades se centrarán en el fomento del empleo y en una progresiva recuperación económica, y demanda de los partidos en la oposición que «trabajen de manera leal para sacar adelante y apoyar proyectos que la ciudad necesita para consolidar su futuro».

Fotos

Vídeos