CEBRIÁN Y LA PIEDRA SECA

Mª ÁNGELES ARAZO

Su mirada ha contemplado majestuosas perspectivas desde las cumbres más famosas. Rafael Cebrián ha realizado travesías y ascensiones en la alta montaña en España y resto de Europa, África, América y Asia. Acumulador de riesgos, de horizontes y celajes, sintió la necesidad de plasmar la vida y vicisitudes en libros que no le faltan a ningún excursionista, porque, además, a la hora de escribir se decantó por lo próximo. Y después de los nueve tomos de 'Montañas valencianas', 'Parajes mágicos de la Comunitat Valenciana', 'Altea, mar y montañas' y un nutrido etcétera, Carena Editors publica ahora el interesante volumen sobre 'La arquitectura de la piedra seca', documentado con fotografías y planos del propio autor, quien propone 14 itinerarios.

Apasionado por la obra de Cavanilles, el viajero ilustrado que nos descubrió nuestro país, Rafael Cebrián también marca rutas para sorprender con las peculiares obras de piedra seca, esa arquitectura ancestral que el hombre planificó para los bancales que descienden por lomas evitando la pérdida de la tierra por lluvias; los azagadores y corrales en los lugares donde vivían del ganado; las casetas para protegerse contra las ventiscas; las cavas donde recoger nieve. Piedra sobre piedra, desafiando al cansancio, se marcaron ribazos y se construyeron molinos, que hoy subsisten como un patrimonio que estamos obligados a defender.

Los itinerarios propuestos por Cebrián están descritos con tal dominio que, además de atraer por la belleza de paisajes nada tópicos, nos llegan con la emoción de su sensibilidad. Todos y cada uno encierran su particularidad; y si el Camino de La Cortada, el de Almedreix y la Senda de Cavanilles nos evocan la lucha y la expulsión de los moriscos, en una vibrante página del pasado histórico, el recorrido en Ares del Maestrat resulta tan atractivo ('es de los pueblos más hermosos') que se sienten deseos de descubrirlo en la primera escapada. 'La arquitectura en piedra seca' enriquece una amplia parcela de cultura, tan nuestra como desconocida. Hay que leer y caminar.

Fotos

Vídeos