El Bloc de Carcaixent se queda fuera del consejo de una empresa pública

M.MORENOCARCAIXENT.

El gobierno municipal de Carcaixent ha decidido eliminar a la oposición del consejo de administración de PROCARSA. Lola Botella, alcaldesa de la localidad, explica que «mientras sea legal no hay nada incorrecto». Esta empresa pública municipal ha prestado varios servicios públicos locales, desde limpieza hasta la gestión del centro integral de mayores. Por este motivo, al nutrirse de fondos municipales, el Bloc opina que «tendría que estar sometida al control de todas las formaciones políticas que tengan presencia en el Consistorio».

Esta situación será diferente a la de otros años, ya que siempre se había designado al menos un representante de cualquiera de los grupos de oposición.

Los nacionalistas han calificado de «prepotente» la actitud del PP porque no han convocado previamente una reunión para consensuar una propuesta de integrantes del consejo de administración de PROCARSA «pese a haberlo pedido los diez concejales de la oposición».