Una treintena de ultras revienta la presentación de un libro sobre la identidad valenciana

La policía detiene al dirigente del GAV Juan García Sentandreu por desórdenes públicos y resistencia a la autoridad

PAULA ESTELLÉSVALENCIA.
Agentes de policía, ayer en la Fnac. ::                             LP/
Agentes de policía, ayer en la Fnac. :: LP

Un grupo de más de treinta simpatizantes de la ultraderecha boicoteó ayer por la tarde en la Fnac de Valencia el acto de presentación del libro 'Noves Glories a Espanya' de Vicent Flor, una obra que analiza la evolución del anticatalanismo en la Comunitat Valenciana.

Los ultraderechistas interrumpieron el acto y tomaron la sala donde se estaba llevando a cabo la presentación al grito de «som valencians, mai catalans» mientras ondeaban senyeras y banderas de España. La manifestación fue de todo menos pacífica. Algunos de ellos, identificados por los asistentes como miembros de España 2000, no dudaron en lanzar sillas, hicieron explotar petardos y rompieron los libros de Flors, para acabar lanzándolos contra los asistentes al acto.La Policía desalojó a las personas que estaban provocando los incidentes.Posteriormente, llegó a la sala el dirigente del Grup d'Acció Valencianista (GAV), Juan García Sentandreu, quien se sentó en las últimas filas aunque también fue desalojado por los agentes. Según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación, los hechos se saldaron con la detención de Sentandreu por desórdenes públicos y resistencia a la autoridad. El detenido solicitó un 'habeas corpus' que fue desestimado por el juzgado y pasará esta tarde a disposición judicial.

Ante las agresiones a la seguridad del centro y al público que se había congregado, la diputada de Compromís Mónica Oltra, presente en el acto, expresó su indignación e hizo hincapie en que sucesos como éste reflejaban que «el libro de Flors se queda corto, pues precisamente trata estas acciones violentas a la hora de defender el valenciano». La diputada también quiso mostrar su malestar ante la forma en que estaba actuando la policía nacional, que llegó para desalojar a los ultraderechistas, al considerar que no era suficientemente expeditiva.

Fotos

Vídeos