Las bandas de música dejan al año 50 millones y generan 2.500 empleos

Más de la mitad de las sociedades musicales de España están en la Comunitat

J. BATISTAVALENCIA.
Las bandas de música dejan al año 50 millones y generan 2.500 empleos

Las bandas de música forman parte de la idiosincrasia valenciana. Sirve un dato. Más de la mitad de las sociedades musicales de España están en la Comunitat. Y no sólo eso. Producen riqueza. Pagan sueldos, compran material, forman a alumnos y prestan servicios.

Según el estudio 'Estructura presupuestaria, dimensión e impacto económico de las sociedades musicales de la Comunitat', su funcionamiento produce cada año un impacto de 50 millones de euros, además de los 2.500 empleos que genera su actividad diaria.

El documento fue presentado ayer y ha sido elaborado por el equipo de Economía de la Cultura del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local de la Universitat de València. Se trata de una petición de las Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat (FSMCV), que ha querido radiografiar con exactitud la actividad de las 536 bandas que operan en la región, cubriendo el 97% del territorio. El informe valora los ingresos y gastos medios, su impacto, su producción, su capacidad formativa o los servicios que prestan.

El presidente de la Federación, José Francisco Almería, explicó que el documento actuará como pilar fundamental del futuro Plan Estratégico que se negocia con la Conselleria de Gobernación, que servirá para garantizar la sostenibilidad económica de las bandas para los próximos años. «El estudio demuestra con datos objetivos que las sociedades musicales constituyen una piedra angular de la economía y de la cultura valenciana», dijo, antes de recordar que sólo el 21% del total de ingresos llegan de las Administraciones, cubriéndose la parte restante con fondos propios. A su juicio, es necesario que la financiación pública se considere «una inversión y no un gasto». La previsión de Almería es tener listo un primer borrador del Plan a finales de julio, que deberá ser negociado en la comisión mixta integrada por la Federación y la Conselleria.

Uno de los aspectos más destacados del estudio hace referencia a la capacidad educativa de las sociedades musicales, como sucede a través de las escuelas asociadas. A la semana se dispensan 37.643 horas de formación, incluyendo también los ensayos. Además, el 87,5% de las entidades ofrecen clases de iniciación a la música, el 82,7% dispone de cursos de grado elemental y el 17,5% de grado medio. En cuanto a infraestructuras, cuentan con 257.935 metros cuadrados de instalaciones con un uso docente. Entre ellos, los 60.000 ocupados por aulas dedicadas a la educación musical, por no hablar de los auditorios (tienen el 32% de las sociedades), las bibliotecas o las salas de exposiciones.

Industria cultural

El vicepresidente de la FSMCV, Pedro Rodríguez, destacó algunos de los principales datos económicos del estudio, que sitúan a las bandas como la principal industria cultural de la Comunitat, con 2.575 empleos (fundamentalmente profesores), con patrimonio por valor de 40 millones (instrumentos y partituras, sin contar inmuebles) y con una producción de 60 millones de euros.

Como explicó Pau Rausell, director del estudio, si la Federación fuera una empresa facturaría anualmente esta cantidad. Almería hizo un paralelismo, al señalar que es el equivalente a la producción de una conocida firma de zapatos de la Comunitat. Además, Rodríguez destacó la ingente cantidad de conciertos de banda que protagonizan los 40.000 músicos de la Federación, con 3.280 citas al año (sin incluir los de orquesta), por no hablar de los 11.200 pasacalles en los que participan.

Almería recordó durante la presentación la crítica situación que se vivió a partir de 2009, cuando desde el Consell se recortó la financiación en un 20%, dato que se elevó al 50% un año después. Tras la campaña de protestas, ante el riesgo de hacer desaparecer gran cantidad de escuelas de música, no sólo se ha aumentado la asignación en 2011, sino que existe el compromiso de garantizar la continuidad de las bandas a través del citado Plan.