El puerto se contonea con Shakira

La cantante culmina un concierto lleno de color con cinco cañones de confeti y un entregado público rendido a su pies Sexy y roquera, la colombiana culminó una noche llena de ritmo y color y con un público rendido a su pies

MARTA PALACIOSVALENCIA.
La cantante colombiana, ayer durante su concierto en Valencia. ::                             JESÚS SIGNES/
La cantante colombiana, ayer durante su concierto en Valencia. :: JESÚS SIGNES

Con unas ajustadas mallas negras y un top dorado que dejaba al descubierto sus famosas caderas irrumpió anoche la colombiana Shakira en el escenario que se instaló en la marina sur del puerto de Valencia. Frente a una legión de admiradores, la cantante se presentó con un «buenas noches Valencia, estoy muy contenta de estar aquí, para complacerles, para que disfruten. Valencia soy toda tuya».

La de Barranquilla apareció sexy y roquera a las 22.15 horas sobre el escenario ante un público entusiasta que llenó el recinto a pesar de la lluvia caída hasta justo minutos antes de su irrupción sobre las tablas.

Pronto la energía de Shakira se transmitió al público que se distribuía de pie frente al escenario y en una grada lateral. La cantante aprovechó una pasarela central para interactuar con sus fans, arrastrarse y contonearse durante su actuación, en la que más de 15.000 personas bailaron y saltaron desde el minuto uno.

Con 'Te dejo' se abrió el concierto y comenzó la locura. Pronto se quitó las botas negras de piel para quedarse descalza, y así permaneció casi toda la actuación. Pero el éxtasis se alcanzó cuando durante la interpretación de 'Sale el sol' se arrancó su top plateado para quedarse con un sujetador color carne que provocó el delirio.

Le siguieron temas como 'When ever, where ever' o 'Inevitable' y la adaptación de 'Nothing else matters' del grupo Metallica. Con la canción 'Las de la intuición' se puso un top negro y verde que dio lugar a otro momento sexy de la noche. 'Ojos así' supuso un nuevo cambio de vestuario. Esta vez fue una falda larga en piel con motivos 'print' animal.

La cantante no defraudó a su público al mostrar una voz potente y desgarradora y unos vistosos efectos especiales basados en múltiples luces láser, cañones de humo y tres pantallas gigantes donde se proyectaron diversos videoclips.

En la novena canción, Shakira presentó a los ocho músicos con los que compartía escenario y fue ella misma también la que tocó la armónica y la guitarra en directo en varias ocasiones. Las afortunadas de la noche fueron cuatro jóvenes valencianas a las que Shakira invitó a subir para enseñarles los movimientos de caderas 'marca de la casa'. Con 'Gypsy', en cuyo videoclip participa el tenista Rafa Nadal, y que interpretó con una falda de zíngara en color granate, dejó adivinar coquetos e insinuantes contoneos. Le siguieron 'Tortura', 'Ciega sordomuda' y 'Sale el sol'. Pero el momento más sexy de la noche tuvo lugar con 'Loca'. Dos bailarinas salieron al escenario con la cantante al ritmo de la música y con una coreografía muy provocativa que se vio reforzada con las imágenes plasmadas en las tres pantallas gigantes que rodeaban la escena, para que nadie perdiera detalle. Este tema y 'She wolf' pusieron la guinda al concierto del año en Valencia.

Alrededor de las 23.30, tras finalizar la actuación, Shakira tuvo que salir de nuevo reclamada por un público entregado y enfervorecido. Interpretó 'Antes de las seis', momento en el que se puso el vestido más elegante de la noche, un traje largo de gasa azul, vaporoso y con escote palabra de honor. También cantó 'Hips don't lie' y su imprescindible 'Waka waka', para el que vistió una falda larga y un top en color 'nude' y en el que se hizo acompañar por el vídeo del tema, derrochando agresividad.

La colombiana se despidió de la ciudad y del 'show' con un «¡gracias Valencia, que linda noche!», mientas cinco cañones lanzaban confeti de colores sobre el público, como si se tratara de la final de la Champions. Pero eso sí, en esta ocasión no hubo referencia ninguna ni a la victoria del Barcelona ni a su novio, Piqué. Shakira sólo habló para presentar y despedir el espectáculo y fue de lo más prudente. Hablaron sus canciones y su cuerpo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos