Por la educación trilingüe

Una encuesta de LAS PROVINCIAS revela el apoyo al modelo que quiere implantar el Consell

Castellano, valenciano y una lengua extranjera, preferentemente el inglés. Así, en tres idiomas, quiere el Consell del PP que sea en un futuro no muy lejano la educación en la Comunitat, un modelo trilingüe similar al que los populares han implantado en Galicia. Se pretende acabar con la separación estricta entre enseñanza en castellano y enseñanza en valenciano actualmente existente, apostando por que el alumno acabe dominando tres lenguas, las dos oficiales en la región más una tercera, en consonancia con lo que hoy piden las empresas y con lo que se precisa para competir en un mundo sin fronteras en el que las barreras idiomáticas pueden desaparecer con estudio, voluntad y esfuerzo. El 68,7% de los encuestados por Ikerfel se muestra de acuerdo con la intención de la Generalitat de Camps, según el proyecto anunciado hace unos meses por el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, en las páginas de este diario. El objetivo es superar visiones excesivamente partidistas que no parecen poner el punto de mira en lo que es mejor para los estudiantes sino en ratificar modelos y esquemas que se han visto superados por las circunstancias. Ofrecer hoy a los niños una educación en tres idiomas es ayudarles a afrontar con más seguridad un futuro que se presenta cargado de interrogantes y en el que el acceso al mundo laboral se convierte en una interminable carrera de obstáculos. Dominar bien el castellano, el valenciano y el inglés puede permitir al hoy alumno y mañana trabajador un acceso con garantías a empleos que de otro modo tendría vetados. La sustitución del modelo actual por el trilingüe, avalada ahora por los resultados de esta encuesta esclarecedora, puede representar la auténtica renovación para la enseñanza que tantos sectores educativos reclaman.