SUPERVIVENCIA EMPRESARIAL

Tabervall, empresa fundada hace 35 años en Tabernes de la Valldigna, es una de las empresas clásicas que siguen vivas en el sector. En 1981, su patrocinio a Ricardo Tormo le sirvió al mítico piloto para ganar el campeonato mundial de motociclismo. Con una facturación que ronda los 20 millones de euros, según su página web, da empleo a unos 250 empleados en unas instalaciones de 25.000 metros cuadrados. Para sortear la crisis, la empresa no sólo se dedica las clásicas sillas y mesas plegables sino que ha diversificado hacia el material de jardín escolar. «En mobiliario escolar hemos crecido mucho y ahora estamos en todas las autonomías pero no vamos a dejar nuestro negocio tradicional», explican.

Fotos

Vídeos