Un colegio pide dinero a los padres para pagar el papel higiénico

El centro de la Pobla Llarga reclama siete euros a cada alumno para comprar material, pero sus familias se oponen a la medida

CARMEN CERVERÓLA POBLA LLARGA.
El cartel que anuncia a los padres que tienen que abonar siete euros para material y papel . ::                             LP/
El cartel que anuncia a los padres que tienen que abonar siete euros para material y papel . :: LP

Problemas con el gasóleo de la calefacción y falta de material, así como deficiencias en las infraestructuras educativas son algunos inconvenientes que presentan los diferentes colegios e institutos de la Ribera.

Si hace unos meses el instituto de la Pobla Llarga no tenía garantizada la calefacción debido a que la Conselleria de Educación no había ingresado el dinero del último trimestre del año, ahora le toca el turno al colegio Sanchis Guarner.

Y es que el pasado mes de febrero la dirección de este centro de la Pobla Llarga pidió dinero a los padres para pagar el papel higiénico para las manos.

Una solicitud en forma de aviso en el que se comunica que, según el acuerdo tomado por el Consejo Escolar de septiembre de 2010, se pide esta aportación, que también irá destinada para los gastos de material para actividades de trabajo e informaciones comunes del centro, así como para material informático para los alumnos.

«El Consejo Escolar tomó está decisión hace seis meses, ante el riesgo de quedarse sin suministro», comentó el portavoz de Esquerra Unida de la Pobla Llarga, J. Vicent Dasí y padre de un alumno.

Así, ante la «falta de presupuesto del centro», según los padres, cada alumno de los 200 que tiene el colegio Sanchis Guarner debe abonar siete euros en concepto de material escolar e higiénico.

Una medida que no es la primera vez que se solicita desde el centro, aunque en otras ocasiones solo era para material. «Llevan pidiendo dinero desde hace ocho años o más. Es muy grave esta situación ya que no es por la crisis sino porque la Conselleria y el Ayuntamiento no envían los recursos necesarios», explicó la madre de una alumna de segundo de infantil.

La solicitud del colegio Sanchis Guarner vuelve a caer como un jarro de agua fría entre los progenitores, cuya mayoría están descontentos con esta medida.

Aunque afirman sentirse «hartos, ya que el Ayuntamiento siempre nos dice que no hay presupuesto, más de un 70% pagamos estos siete euros ya que es un bien para tu hijo. Un ejemplo es que en la clase de mi niña de 22 alumnos, 20 lo han pagado», señaló una madre.

Esquerra Unida ha denunciado esta situación, ya que es «sonrojante que se haya llegado al extremo de que los padres tengan que costear de su bolsillo hasta el papel higiénico para lavarse las manos», criticó el portavoz del partido de la oposición.

J. Vicent Dasí acusó al equipo de gobierno (PP) de «desatender las necesidades del centro del que el Consistorio es responsable y entre sus competencias está la de abastecer las necesidades del centro».

Por su parte, el alcalde de la Pobla Llarga y delegado del Consell, Rafael Soler, explicó que es «la Conselleria de Educación quien se tiene que encargar de estas competencias, como son el papel higiénico y material didáctico».

Soler aclaró que el «Ayuntamiento solo se encarga del mantenimiento de la luz y la limpieza».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos