Paterna retira una antena tras las quejas de 700 vecinos

REDACCIÓNPATERNA.

Los vecinos de dos céntricas calles de Paterna, Primero de Mayo y San Andrés, llevan meses protestando. Asegurante que tienen cefaleas, falta de concentración e incluso enfermedades más graves que atribuyen a una antena de telefonía móvil ubicada en lo alto de un edificio que da a la esquina de las dos calles.

Hace unos días mandaron un escrito al Ayuntamiento para reivindicar el cierre inmediato de la instalación. Iba acompañado de 700 firmas. Prácticamente todos los vecinos de la zona.

Así que el pleno del Ayuntamiento decidió por unanimidad el pasado lunes por la noche iniciar los trámites para su desinstalación. Decidió, por tanto, no aprobar una moción consensuada por todos los grupos municipales para instalar un simulador que calcula el grado de incidencia de las emisiones electromagnéticas de las antenas de telefonía móvil.

La convivencia entre las antenas, necesarias para garantizar la cobertura de los teléfonos móviles, y los vecinos, es complicada. Varios ayuntamientos han intentado retirar las antenas de los cascos urbanos. Mislata prohibió en una ordenanza que estas instalaciones estuvieran a menos de una distancia específica de las zonas habitadas. Y Xirivella creó un huerto de antenas alejado del municipio. Paiporta o Torrent también han intentado limitar el número de antenas, infraestructuras que habitualmente se colocan en las cubiertas de los edificios más altos de la zona.

En el caso de Paterna, el gobierno justifica que se realizarán estudios en otras antenas, aunque en ningún otro caso se han recogido tantas peticiones vecinales demandando una actuación.