Constructores de Xàbia piden que se alce la suspensión del planeamiento

La asociación de pequeños promotores cree que habrá un aluvión de pleitos si no se levanta el veto a la construcción

LUCÍA RONDAXÀBIA.
Vista aérea de la zona del Pla, la Fontana y el Arenal de Xàbia. ::
                             LP/
Vista aérea de la zona del Pla, la Fontana y el Arenal de Xàbia. :: LP

La asociación de pequeños constructores, promotores y empresas afines de Xàbia reclama al Ayuntamiento que ponga fin a la suspensión de planeamiento que desde hace cuatro años tiene paralizado a gran parte del sector.

Según plasma un escrito que han registrado en el Consistorio, hace un mes expiró el plazo tope que recoge la Ley Urbanística Valenciana (LUV) para esta figura proteccionista que se emplea para proteger el territorio mientras se revisa el Plan General. Sin embargo, en el caso de Xàbia, la Conselleria incluyó en el decreto que permanecería en vigor «indefinidamente hasta tener en exposición pública el próximo PGOU».

Por ello, como el planeamiento todavía no está listo en Xàbia, el ejecutivo xabiero ha decidido interpretar el decreto a su favor, literalmente y sin cuestionarse si incumple la ley, y da por sentado que puede mantener la suspensión de planeamiento hasta que el futuro esté en exposición pública.

Pero la asociación de constructores rechaza de plano esta decisión. Es más, el colectivo se decanta por la otra interpretación posible del asunto: «Un decreto no puede contradecir una norma de rango superior como es la LUV». Ante ello, consideran que el gobierno municipal debería consensuar cuanto antes una salida con los afectados para evitar el aluvión de pleitos que intentarán obtener en la vía judicial lo que les niega la Administración.

Diálogo

«Solicitamos que se recapacite en la decisión tomada y, sobre todo, que se abra un diálogo para buscar de la forma más transparente posible una solución con los propietarios para que, por un lado, se vean reconocidos sus derechos y, por otro, el Ayuntamiento pueda cumplir con sus expectativas de planeamiento urbanístico», reseñan en su petición.

El colectivo, devastado por la gran crisis nacional que ha sufrido la construcción, incide en que les es prioritario que se levante la suspensión de licencias «en suelo no urbanizable común» algo que, afirman, «ha impedido la construcción de nuevas viviendas que disponían de autorización previa de la Conselleria, en unos casos, y la reforma integral de otras que requerían de dicho informe y de licencia de obra mayor por parte del Ayuntamiento».

Los pequeños constructores y empresarios afines sostienen que todas estas casas preparadas para construirse «están situadas en zonas no conflictivas del término municipal», precisamente unas áreas especialmente castigadas por la «inactividad administrativa en la planificación urbanística del municipio», añaden.

Asimismo, los empresarios del sector de la construcción ponen de relieve que ya ha transcurrido un mes desde que debería haberse declarado «de oficio» el automático alzamiento de la suspensión parcial de planeamiento sin que las autoridades locales hayan tomado decisión alguna al respecto. Lo único que ha aportado el alcalde, Eduardo Monfort, es que se pidió asesoramiento a la Conselleria de Territorio y que, por parte municipal, se iba a actuar como hasta ahora: partiendo de la base que el Plan General de 1990 está suspendido de vigencia en varios sectores.

Esta opción, consideran desde la asociación de pequeños constructores y empresas afines, no hace más que incidir más si cabe en la inseguridad jurídica con la que el ciudadano de a pie se dirige a la Oficina Técnica Municipal».

Fotos

Vídeos