Almassora dispara el número de aficionados al deporte

El edil del área asegura que se han recuperado las cifras previas a la crisis económica y ya son 1.100 vecinos el número de abonados

C. RUIZCASTELLÓN.

El Ayuntamiento de Almassora registró durante el último trimestre de 2010 un número mayor de abonados al SEM que el contabilizado en el último trimestre del ejercicio 2008, justamente antes de que la crisis económica sufriera su momento más agudo.

Así se desprende de los datos facilitados por el Servei Esportiu Municipal dependiente de la concejalía de Deportes que dirige David Martínez y que constata que «pese al duro escenario económico en el que nos movemos, lo cierto es que la oferta deportiva ha sufrido un repunte en número de socios, lo que constata que la oferta se ajusta a la demanda», manifestaba.

Prueba de ello, ha significado el regidor, es que tras actualizar los precios del abonado a la piscina, el número de socios registrado a finales de 2008 se mantiene a finales de 2010. «De hecho, hay meses en los que llega a superarse si lo comparamos con el número de abonados en el mismo periodo de 2010», ha apostillado el titular de la cartera de Deportes. «De los 1.100 usuarios registrados en el último trimestre de 2008, durante los últimos tres meses de 2010 no ha bajado de los 1.00 usuarios: 1.116 socios en octubre, 1.167 en noviembre y 1.077 en diciembre», ha desgranado el regidor.

Cabe señalar que el Ayuntamiento de Almassora, con el objetivo de mejorar la gestión y la oferta, «ha caminado hacia un único modelo de socio». En 2007 existían dos tipos de abonados: el de piscina y el del SEM. «Tras aplicar las nuevas tarifas, ofrecimos a los abonados de la piscina la posibilidad de modificar su abono por el del SEM. Para ello, rebajamos el precio del socio del SEM y ampliamos la oferta de prestaciones que se dirigía a los usuarios». Una operación que tuvo una excelente acogida ya que prácticamente la totalidad de abonados de piscina se convirtieron en abonados del SEM, es decir, usuarios que tienen acceso no solo a la piscina climatizada, sino también a clases dirigidas y a la utilización de la sala de aparatos del gimnasio.

Así las cosas, «llegó un momento en el que el número de abonados de la piscina climatizada era tan reducid0 que se apostó por la eliminación de esta figura y la consolidación del abonado del SEM como oferta deportiva que había obtenido el mayor aval de los usuarios». En este sentido, ha considerado Martínez, «en estos momentos se oferta esta figura que permite al socio disponer de una amplia oferta de actividades por un coste ajustado que, tal y como demuestra el número de socios, no solo ha sido acogido con satisfacción por los usuarios, sino que está incrementando el registro de usuarios que contabilizábamos en una época en la que la crisis económica daba sus primeros coletazos pero, sin duda, no había alcanzado los niveles que actualmente sufrimos».