La Fiscalía sugiere la vía social para el cobro de indemnizaciones del amianto

A. RALLOVALENCIA.

La Fiscalía ha pedido el archivo de la denuncia por otros 19 fallecidos y 70 lesionados causados presuntamente por el amianto en Unión Naval. El fiscal de siniestralidad laboral, Jaime Gil, entiende que se trata de un supuesto de cosa juzgada, es decir, que en las diligencias actuales «son objeto de denuncia los mismos hechos que ya fueron enjuiciados y sentenciados respecto a las mismas personas y responsables» pero referidos a nuevos afectados.

El responsable del Ministerio Público considera que esta situación -la de cosa juzgada- se proyecta «como una realidad incuestionable». Por este motivo, recomienda a los afectados «la esfera civil o social» para exigir las compensaciones económicas.

El escrito del fiscal recuerda que el origen de esta denuncia, tal y como ya informó LAS_PROVINCIAS, tiene su origen en «acuerdos extrapenales» con la creación de un protocolo para que las víctimas posteriores pudieran acogerse a una indemnización siempre que quedara acreditada que su patología radica en la inhalación de amianto en los astilleros de la antigua Unión Naval de Levante reconvertida ahora en Unión Naval de Valencia.

Para Gil si la denuncia llegara finalmente a juicio supondría «someter a los ya condenados a una suerte de enjuiciamiento permanente a medida que vayan poniéndose de manifiesto nuevos afectados». En 2009, los acusados aceptaron penas inferiores a los dos años de prisión y pagaron 11 millones en indemnizaciones.

Ahora, será el titular del juzgado de instrucción número 12 de Valencia el que tenga que tomar una decisión al respecto. Los abogados de los afectados lógicamente se oponen y adelantaron ayer que recurrirán a la Audiencia en caso de archivo. Su interpretación es que fue juzgado el delito contra la seguridad de los trabajadores, pero no el resultado, es decir, los nuevos homicidios por imprudencia y las lesiones.