Xàbia moderniza el paseo del Arenal tras 20 años de reivindicaciones

El Consell licitará la obra y decidirá cuándo inicia la pavimentación, la construcción de un nuevo murete y la sustitución de farolas

LUCÍA RONDAXÀBIA.
Aspecto que ofrece ahora el paseo turístico de la playa del Arenal, donde hace más de 15 años que no se ha invertido en mejoras. ::                             TINO CALVO/
Aspecto que ofrece ahora el paseo turístico de la playa del Arenal, donde hace más de 15 años que no se ha invertido en mejoras. :: TINO CALVO

No se sabe cuándo pero, si la Conselleria cumple su compromiso, el paseo del Arenal de Xàbia tendrá en breve un nuevo aspecto acorde a los tiempos que corren.

El Ayuntamiento de Xàbia presentó ayer el proyecto de renovación y mejora de la fachada marítima de la zona más turística de la villa. Una modernización que pretende dar respuesta a más de 20 años de reivindicaciones y que, principalmente, se basa en un pavimentado del paseo con gres cerámico a modo de mosaico en tonos marrones, la demolición de los bancos de hormigón que separan la playa de la zona de paseo y su sustitución por un murete en piedra seca similar al antiguo, que destrozó un temporal en los años 90.

Según explicó el edil de Obras, Antonio Torres, también se renovará el alumbrado, que en vez de ser con las típicas farolas será con unas columnas altas de las que penderán varios focos. Los accesos a la playa serán rampas de madera y como separación de la zona de parking habrá varias jardineras.

El alcalde de Xàbia, Eduardo Monfort, aseguró que desde que se decidió utilizar la subvención del gobierno valenciano en este proyecto (que costará 1'8 millones) se ha tenido en cuenta la opinión de vecinos y empresarios del Arenal. Desde la elección del arquitecto del proyecto a las necesidades que demandan en la zona.

Todo lo que corresponde a competencia municipal, incluso tramitar el permiso de Costas, está listo. A partir de ahora, por las características del Plan Confianza, será el Consell quien licite y gestione la obra. En este sentido, Monfort garantizó que el gobierno autonómico «es consciente de la sensibilidad de la zona en cuanto a los meses para las obras», por lo que se va a intentar que estas «sean fuera del periodo estival» que es el de máxima afluencia en el Arenal.

Sin embargo, el primer edil ya advirtió que serán necesarios cuatro meses de trabajo por lo que es «muy difícil» que no afecten a otras campañas turísticas como Semana Santa, el puente de octubre o navidades. Ante ello, Monfort pidió paciencia ya que «todos somos conscientes que las obras son molestas, hacen sufrir y perder dinero durante un tiempo».

La concejala delegada de la playa, Carmen Pérez, se mostró ilusionada con un proyecto «minucioso y que esperamos llene las expectativas del empresariado y residentes de la zona». Un lavado de cara que, en opinión del alcalde no debe servir a los residentes de la zona para desistir en sus peticiones de una actuación integral para el barrio, que renueve también todas las zonas de parking y la avenida.

Este proyecto, que se prometió durante muchos años por el Gobierno Central, se frenó en seco cuando se supo que el Estado no estaba dispuesto a invertir en una zona que no tenía clara su delimitación entre suelo de dominio público y el municipal. La amenaza de cambios urbanísticos que supusieran un perjuicio a las terrazas hosteleras acabó con las reivindicaciones.

Fotos

Vídeos