Hay que hablar de comercio

ENCARNA SANCHISPRESIDENTA DE COVACO
Hay que hablar de comercio

Todavía no doy crédito a las últimas declaraciones del presidente Zapatero respecto a facilitar la ampliación de horarios comerciales y la concertación autonómica en esta materia como una medida para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo.

Tras las primeras reacciones de perplejidad, desconcierto e indignación, deduzco que al presidente nadie le ha hablado de los cuatro aspectos básicos que rigen el comercio en este país.

Señor Zapatero, el tejido empresarial del país esta constituido en un 98% por pymes. De estas, más de 500.000 son comercios con menos de 9 empleados, que damos empleo a 1 de cada 9 trabajadores. Aportamos el 14% del PIB y además contribuimos de manera significativa a llenar las arcas autonómicas con el IVA y el IRPF, que en el caso de la Comunidad Valenciana supone una contribución mayor que la de la industria.

Estas pymes venimos soportando una crisis que no hemos causado y lo hacemos manteniendo empleos y templando el estado emocional para transmitir confianza entre los clientes. No somos amigos de huelgas. Lo nuestro es trabajar. Llevamos mucho tiempo conteniendo, haciendo de bisagra, aguantando como se puede y esperando a que por fin nos toque el turno y se adopten medidas efectivas para nosotros, micropymes y autónomos de comercio, que no acaban de llegar. Y en este clima en el que estamos sorteando probelemas por mantener nuestros negocios, usted se descuelga con esta idea para meternos más presión si cabe.

¿Más horario viene acompañado de más dinero en los bolsillos de los consumidores? No, desde luego, y menos en este momento. Explíqueme entonces cómo más horario va a suponer que la gente compre más y con ello activar el consumo y dinamizar la economía.

Es cuestión de sumas y restas. El consumidor tendrá más tiempo para comprar y el mismo dinero para gastar. Es decir, más comercios abiertos, más gastos fijos, mismos ingresos. Si los márgenes ya se han reducido al máximo, ¿cómo podemos mantenernos si aumentan los gastos fijos y tenemos los mismos ingresos? Los comercios estarán abiertos -los que puedan, mientras puedan - pero las tiendas vacías. ¿Es eso crecimiento económico?

Si su concepto de favorecer la competencia para dinamizar la economía se basa en ampliar horarios a pesar de la grave repercusión que tendría para un secto de interés general, básico económica y socialmente como es el comercio urbano es q su propuesta es totalmente errónea.

Ahora cuando se esta discutiendo la reforma laboral o la negociación colectiva, indemnizaciones por despido, jubilación a los 67 años, hábleles también a los sindicatos de la ampliación de horarios en el comercio, de anular conceptos como conciliación laboral y familiar, y de que las relaciones laborales en comercio tendrán que tomar direcciones contrarias a las que se están dando en el resto de países de la UE.

Explíquenos por qué tenemos que asumir hoy duras medidas económicas para garantizar las jubilaciones de dentro de 20 años y, sin embargo, nos plantea una medida que hará que para entonces, cuando el 20% de la población seamos mayores y necesitemos el comercio de proximidad, no podremos porque habrá desaparecido.

Y por último, no justifique esta propuesta como culmen del proceso de reforma de servicios, principal fuente de nuestros problemas de competitividad.

España es un país de servicios respondiendo al modelo económico que desde los Gobiernos se ha impulsado durante las últimas décadas. El comercio efectivamente es un subsector de servicios y, desde el punto de vista de la competitividad, el análisis es el siguiente.

La generalización de la apertura en festivos sólo se puede dar si el incremento de costes se traslada a los precios. La competitividad de las empresas esta determinada, junto por los márgenes, no por el valor que ofrece al mercado, sino por el valor que consiguen los clientes en sus procesos de compra y, en ese sentido, la medición de la productividad en el comercio no puede ser la misma que la del resto de sectores, puesto que el valor de la actividad comercial esta también integrado por valores intangibles que lo incrementan, como la proximidad, la seguridad de productos, régimen de garantías, impacto medioambiental, etc., factores que no se reflejan en los precios y que llevan a encubrir una menor productividad.

Nos negamos a aceptarlo pero empezamos a preguntarnos si se están aprovechando del esfuerzo y la contención con la que nuestro sector está abordando la crisis económica para no crispar más el ambiente y para no transmitir más incertidumbre a la ciudadanía.

No hay más tiempo para especulaciones. La Administración central y la autonómica deben sentarse con la patronal que agrupa a más comercio asociado de la Comunidad para concretar medidas que permitan hacer llegar el crédito a las empresas, crear empleo y reactivar el consumo.

Fotos

Vídeos