El aeropuerto atrae a cinco compañías pese a anunciarse un nuevo retraso en su apertura

Air Nostrum y cuatro aerolíneas de bajo coste muestran su interés por operar en el aeródromo de Castellón, que sigue sin estar inaugurado

ALEJANDRO MARTÍCASTELLÓN.
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, durante la visita al aeropuerto cuando finalizaron las obras de la torre de control. :: 
                            LP/
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, durante la visita al aeropuerto cuando finalizaron las obras de la torre de control. :: LP

Una de cal y otra de arena. Eso es lo que ofreció ayer la diputada de Turismo de Castellón, Susana Marqués, en su presentación del proyecto turístico de la provincia para Fitur. Mientras la política rompía de un plumazo los malos augurios sobre los rumores de que ninguna compañía quería operar en el aeropuerto, al anunciar que cinco compañías han mostrado su interés «real», por contra negaba que la infraestructura se fuera a inaugurar antes de Fitur, como se preveía por parte del PP.

Según señalaba la diputada, cinco compañías aéreas están tanteando la infraestructura de Castellón para operar desde el Costa Azahar, aunque de momento es sólo un interés, aunque «real», según Marqués. Se trata de Air Nostrum, Ryanair, Blue Air, Wizz Air y Jet2.com, todas consideradas como de bajo coste, salvo Air Nostrum que es la línea regional de la compañía aérea Iberia.

Y es que el mapa áreo está más que complicado en los últimos tiempos y todo apunta a que Castellón tendrá problemas, al igual que el resto de aeródromos nacionales, para atra la presencia de compañías. De hecho, en la actualidad la mayoría de estas empresas exigen ser subvencionadas para operar en determinados puntos de España, lo que complica la situación ya que se subvenciona con dinero público una actividad privada, aunque es necesaria para el desarrollo del turismo.

A ello se le añade que hay conflictos territoriales. Por ejemplo, desde el aeropuerto de Huesca se critica que la Generalitat de Cataluña subvencione a las compañías que despegan y aterrizan en la infraestructura de Lleida.

En el caso del Costa Azahar, todo apunta a que las aerolíneas también recibirán subvenciones. De momento, si se instalaran esas cinco compañías, el aeropuerto se garantizaría por un lado el territorio nacional y, por otro, destinos como Rumanía, Hungría e Inglaterra. No obstante, de momento es todo provisional.

Por su parte, Susana Marqués explicaba que en la actualidad se está procediendo a retirar una línea eléctrica que cruza la infraestructura y estos trabajos costarán «un mes y medio». De ahí que, un año más, en Fitur se lleve el aeropuerto como un proyecto y no como una realidad, aunque ya está prácticamente terminado todo el trabajo. De hecho, el principal problema que ha tenido la infraestructura ha sido el retraso que se ha acumulado en las obras, a causa del impago de la Generalitat a la empresa Ibredrola.

Por último, la diputada de Turismo confirmó que la provincia cambia por primera vez el mensaje turístico que ha lanzado en la última década. La marca turística a partir de este año será 'Castellón' sin el 'Costa Azahar' o el 'Interior' que se usaba hasta ahora.

Se trata, según Marqués, de acoplar el inmenso proyecto turístico de la provincia a las nuevas técnicas de marqueting. En concreto, este año participan 18 municipios turísticos en la feria internacional (que se celebra del 19 al 23 de enero), la Mancomunidad Espadá-Mijares, asociaciones, los campos de golf, el aeropuerto o la Convention Bureau Interior.

Un año más, la presencia de Castellón es una de las más importantes en la feria que tratará de captar al turista nacional (sobre todo de Madrid), así como de países como Austria, Francia, Alemania, Rusia y Portugal. Para ello, la provincia volverá a llevar el mejor escaparate de sí mismo y peleará por consolidar un modelo de turismo basado en los recursos propios.

Fotos

Vídeos