Arrancan con entusiasmo las rebajas 'oficiales'

La atípica campaña invernal, ya con precios al límite, hace que casi se cambie «dinero por dinero» para pagar Comerciantes y grandes superficies coinciden en la gran afluencia

J. V. PÉREZ PARDO JVPEREZ@CMALICANTE.COMALICANTE.
Arrancan con entusiasmo las rebajas 'oficiales'

Tras el Roscón, el rebajón. Un día después de la festividad de los Reyes Magos, comenzó la temporada oficial de las rebajas de invierno, que durarán hasta el próximo 12 de marzo. Si es que llegan, porque, por lo menos en Alicante, arrancaron con una gran afluencia de público tanto en las pequeñas tiendas como en las grandes superficies.

Aparte de los problemas de tráfico, que parece que durarán todo el fin de semana, numerosas personas se acercaron desde primera hora de la mañana a la puerta de los grandes puntos de distribución como 'morning birdies' ('pájaros mañaneros' en la terminología inglesa para los 'cazagangas') para hacerse con los primeros objetos que, tan solo 48 horas antes, tenían hasta un 70% más de precio.

La tan manida crisis no ha repercutido en el ánimo de los consumidores, según indican todas las fuentes. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) se alegraba de que «desde primera hora de la mañana se está notando un importante incremento de visitantes, un 5%, y esa tendencia esperamos que se mantenga y se incremente durante todo el mes», señaló la asociación, que confía en que «los próximos días van a convertirse en un récord de asistencia y de ventas en periodo de rebajas de invierno».

Las razones las explicaba la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Covaco), que representa a más de 45.000 establecimientos de la Comunitat Valenciana: «La combinación de factores como la fuerte recesión de consumo y la necesidad de liquidez del comercio, dada la falta de financiación de los bancos, ha provocado que en plena campaña de invierno la mayoría de los escaparates anunciasen descuentos importantes en productos de temporada».

Covaco animó a las compras masivas, pero con cabeza, puesto que estas rebajas serán «muy buenas para el consumidor», ya que «el comerciante reducirá al máximo sus márgenes para intentar vender el stock y conseguir la liquidez que necesita para afrontar las compras del próximo año y seguir atendiendo la demanda de los consumidores en las mismas condiciones de calidad del producto y servicio».

Así, la entidad comercial ha apuntado que «prácticamente se va a cambiar el dinero» porque con lo que se recaude de los clientes, los comerciantes pagarán a los proveedores.

Muy agresivos

Todas estas ventajas para el común de los mortales, tienen su reverso negativo, como destacaba la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana, quienes «lamentan que la consolidación de las políticas de ofertas, promociones y descuentos durante todo el año haya desvirtuado el concepto de las rebajas , haya depreciado el valor de los productos y obligue a recurrir a descuentos muy agresivos desde el inicio de la campaña». Ya no se puede uno ni imaginar casi lo que serán las 'segundas rebajas', allá por marzo.

Así se ha vivido toda la «atípica» temporada invernal, explican los expertos. Precios con un 20, un 30 y hasta un 50% de descuento en plena campaña de Navidad

La presidenta de Covaco, Encarna Sanchis, valoró el «importante esfuerzo» que el comercio urbano «sigue realizando con el objetivo de colaborar en el mantenimiento de la capacidad de compra de los consumidores».

Los comercios consultados por esta patronal «confían en que la campaña de rebajas reincentive el consumo y se superen las expectativas, como ha ocurrido con la campaña de Navidad y Reyes, en la que factores como la climatología han influido para que aumenten las ventas, fundamentalmente en el sector textil».

El calzado y el textil, explicó Covaco, son los sectores que tradicionalmente realizan mayores descuentos y que acaparan la mayor parte del presupuesto de los consumidores, con lo que se supera el 50 por ciento del dinero destinado a las compras. Sin embargo, la entidad apuntó que «cada vez más comercios de otros sectores como los complementos, equipamiento del hogar e incluso joyerías y relojerías, aprovechan los periodos de rebajas para dar salida al stock acumulado y para atraer el consumo».

La cifra de facturación de la temporada de rebajas de invierno supone aproximadamente un 20% del volumen global del año, frente al 15% que representan las rebajas de verano, según la entidad, que ha precisado que «esto se debe fundamentalmente a que los artículos que se venden en estas fechas son de mayor valor».

Prácticas fraudulentas

El presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante, Pedro de Gea, instaba a las autoridades responsables a aumentar las inspecciones de comercios que burlan la ley a través de 'ofertas', 'promociones' o 'saldos', para poder reducir el precio de los artículos sin caer en la ilegalidad.

La patronal del comercio minorista, igualmente, alerta de las «prácticas fraudulentas que se dan por parte de algunos grandes grupos de distribución que ponen a la venta artículos ex profeso para la campaña de rebajas».

Así, destacó que con esto se produce un «incumpliendo la ley, que obliga a que los artículos rebajados formen parte del surtido del establecimiento al menos un mes antes del comienzo de las mismas y que en las etiquetas de los artículos deba aparecer siempre el precio anterior y el rebajado».

Las autoridades siempre recuerdan las mismas normas a la hora de comprar en rebajas: tienen que llevar dos precios (el anterior y el nuevo, rebajado); no podrán ser prendas rotas ni usadas ni con taras; se podrá pagar tanto con efectivo como con tarjeta de crédito y se aceptarán devoluciones. No obsante, la Conselleria mantiene sus controles de calidad.

Fotos

Vídeos