Profesores piden ampliar el catálogo de enfermedades laborales

Los docentes reclaman a Educación que incluya el 'síndrome del quemado' y los accidentes en los traslados al trabajo

E. B.VALENCIA.
Una maestra atiende a sus                        alumnos en clase. ::                             ÁLEX PIÑA/
Una maestra atiende a sus alumnos en clase. :: ÁLEX PIÑA

Las enfermedades por causas psíquicas se auparon en 2009 al tercer puesto como motivo de las bajas del personal docente en primaria y secundaria. Lejos de disminuir, cada curso son más los profesores que sufren estrés, depresión o dolencias físicas de origen nervioso.

Por este motivo, el sindicato CSIF va a reclamar a la Conselleria de Educación que incluya el 'síndrome del profesor quemado' o 'burn-out' como enfermedad profesional en este colectivo.

«En la actualidad tan sólo reciben esa consideración los nódulos vocales a pesar de que afecciones como el citado síndrome cuadruplica su incidencia entre maestros y profesores respecto a otros oficios», señalaron fuentes de la organización sindical.

Además, también pedirá la inclusión de los accidentes 'in itinere', es decir, los siniestros de tráfico que se producen en el traslado al puesto de trabajo.

El CSIF cree que es necesario que la administración educativa realice un análisis pormenorizado de las dolencias que tienen especial incidencia entre los docentes. Y además de las citadas, alude también a las lumbalgias o a la depresión.

Según los datos de Unidades Médicas de Personal docente no universitario de la Conselleria, en el año 2009 se registraron 1.575 bajas médicas por razones psíquicas, «la mayoría precisamente relacionadas con ese síndrome del quemado y que suelen traducirse en estrés y depresión».

También crecieron las motivadas por accidentes o traumatismos, «hasta el punto de que esta es ya la cuarta razón más importante por la que los profesores se ausentan de su trabajo». Hasta 1.325 docentes causaron baja por este motivo en 2009, una cifra que supera en un 30% a la de las bajas por maternidad.

Problemas respiratorios

El sindicato recuerda que un alto porcentaje de docentes se desplaza cada día durante decenas de kilómetros para acceder a su puesto de trabajo, lo que supone un riesgo para su seguridad y agrava la posibilidad de que puedan sufrir un percance. La central sindical pide a la administración que elabore un elenco sobre las afecciones con más incidencia entre el sector docente y que las incluya en ese catálogo de enfermedades profesionales, lo que implica una consideración diferente en cuestiones como la remuneración de las bajas laborales.

En este sentido, el aparato respiratorio sigue siendo el problema 'estrella' por la que los docentes causan baja. Un total de 5.256 durante 2009. Le sigue, de lejos, las causas osteomusculares-conectivas, con 2.835 casos durante ese ejercicio.