El parking de la plaza del mercado de Algemesí tendrá dos sótanos

El PSPV lamenta que el PP haya tenido que rectificar «ante la presión de los partidos y de los vecinos»

EVA JUANALGEMESÍ.
Estado actual de las obras del futuro parking municipal subterráneo. ::
                             JUAN PENADÉS/
Estado actual de las obras del futuro parking municipal subterráneo. :: JUAN PENADÉS

El PP de Algemesí ha anunciado, tras meses y meses de polémica, que el aparcamiento de la plaza del mercado tendrá finalmente dos sótanos y no tres, tal y como estaba previsto.

Esta decisión ha sido fruto de los informes de la Conselleria de Infraestructuras y de la dirección de obra, que tras evaluar los estudios elaborados por el Departamento de Estudios del Instituto de Ciencia y Tecnología de Hormigón de la Universitat Politécnica de Valencia (ICITECH) y por las empresas INOCSA y PROYCO ingenieros, han coincidido en que el proyecto era «viable técnicamente pero para tener plena garantía manteniendo las tres plantas, era conveniente incrementar el muro pantalla hasta los 30 metros de profundidad».

Esta modificación del proyecto también evitará, según manifiestan desde el equipo de gobierno, «un encarecimiento del precio previsto para las plazas de parking a ejecutar». Así, el alcalde popular, Vicent Ramón García, asegura que lo más importante es «garantizar la seguridad de los vecinos y la viabilidad económica. Queremos mantener el coste cero para la ciudad de Algemesí a través de la venta y de la concesión de plazas de aparcamiento», matiza el primer edil.

Por último, desde el PP subrayan que la rebaja en el coste total del proyecto «permitirá mejorar y ampliar la urbanización de la plaza, de las calles adyacentes y construir un nuevo mercado».

El PSPV, por su parte, califica de «chapuza» este proyecto y lamenta que finalmente, el tiempo «nos haya dado la razón. Esta iniciativa era inviable», critica.

El portavoz socialista, Ciprià Teodoro, añade que el proyecto del nuevo parking del mercado «hubiese sido viable si se hubiese planteado en otras condiciones. Es decir, sin peligro de inestabilidad y de estanqueidad del terreno».

Así, explica el portavoz del PSPV, el proyecto inicial «incluía dos sótanos pero el alcalde quiso hacer tres sin estudiar las consecuencias y ahora, ha tenido que rectificar ante la presión tanto de los partidos como de los vecinos. No se puede jugar con el dinero de los ciudadanos», concluye.