Valencia recibe inmigrantes de Cataluña pese a percibir menos dinero del Gobierno

La Conselleria de Solidaridad asegura que esta semana se ha trasladado a 10 y el total del año se eleva a 50

L. G.VALENCIA.
Grupo de inmigrantes llegados a Alicante en una patera. ::                             E. NAVAL/
Grupo de inmigrantes llegados a Alicante en una patera. :: E. NAVAL

El Gobierno ha vuelto a enviar a la Comunitat a inmigrantes irregulares desde Cataluña. El martes llegaron 10 y con ello el total de este año se eleva a 50, pese a que la comunidad catalana recibe mayor cantidad de dinero del Estado que la Comunitat para hacerse cargo de estos inmigrantes, según denunció ayer la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía.

El número de extranjeros en situación irregular que han sido trasladados a la Comunitat desde el pasado mes de enero convierte a 2010 en el año en el que «se ha producido el mayor número de traslados desde Barcelona», según el departamento autonómico.

La llegada de los últimos inmigrantes de Cataluña ha despertado las críticas del conseller de Solidaridad, Rafael Blasco, que ha vuelto a reclamar al Gobierno una «financiación acorde con la realidad migratoria».

La Conselleria sostiene que para este año la asignación de los presupuestos del Estado que correspondió a la Comunitat ascendió a 7,6 millones, mientras que la de Cataluña duplicaba esa cantidad al percibir 15,4 millones y, sin embargo, «en los últimos tres años el Gobierno ha mandado un total de 192 ilegales desde Cataluña», aseguró Rafael Blasco.

Plazas de acogida

Ante ello Blasco consideró que «Zapatero y su Gobierno nos mandan inmigrantes ilegales que correspondería atender a Cataluña, que recibe el doble de ayudas a la inmigración, en lugar de la financiación que merecemos por cantidad y porcentaje y por recursos de acogida». En este sentido recordó que la Generalitat financia el 70% de las 672 plazas de acogida para inmigrantes irregulares que existen en la Comunitat.

El desacuerdo con el criterio de distribución de los fondos no se limita al dinero percibido este año, ya que a juzgar por los datos de la conselleria, la situación se arrastra de ejercicios anteriores.

De hecho, el departamento autonómico afirma que el Gobierno «ha reducido desde 2009 un 81% la aportación a la Comunitat» al pasar de 23.023.419 de euros a algo más de 4,3 millones para el año 2011.

De este reparto se deriva que la inversión media por inmigrante ha pasado de 23 euros en 2009 a los menos de 5 previstos para el próximo ejercicio, «muy por debajo de otras autonomías que tienen índices de población inmigrante más bajos como Aragón, Extremadura, Asturias, Andalucía o Castilla-La Mancha».