Los jóvenes se lanzan a montar negocios propios con nuevas ideas

En tiempos de crisis, el emprendimiento se está poniendo en valor. Los universitarios ya cuentan con herramientas para ser sus propios jefes

PEPA ALBARRACÍN
El emprendedor ha de contar con las personas adecuadas para alcanzar el éxito./
El emprendedor ha de contar con las personas adecuadas para alcanzar el éxito.

Ayudar a los jóvenes emprendedores a poner en marcha su negocio es uno de los objetivos que persigue el Centro de Iniciativas Emprendedoras de la Universidad Autónoma de Madrid (Ciade-UAM). Este centro, pionero en la universidad española desde su puesta en marcha en 1998, ha ayudado a cerca de 10.000 alumnos a identificar su idea de negocio y ha ofrecido tutoría para la realización de 352 proyectos, de los cuales 170 se han convertido ya en una empresa en el entorno universitario.

Isidro de Pablo López, catedrático de organización de empresas de la Universidad Autónoma de Madrid y director de Ciade-UAM, comenta cuáles son las claves de una iniciativa emprendedora. «Hay tres pilares básicos. El primero es contar con las personas adecuadas. Una idea mediocre desarrollada por un equipo humano excepcional tendrá éxito, sin embargo, una idea brillante ejecutada por un equipo mediocre fracasará», comenta De Pablo.

En segundo lugar, según el experto, es necesario un buen modelo de negocio, «en el que se detalle qué necesidades específicas tiene el cliente y cuál será la propuesta de la empresa, teniendo como referencia el mercado que le envuelve, la diferenciación con respecto a la competencia y el papel que juegan los proveedores».

Por último, en opinión del director de Ciade, «es importante contar con una buena red de relaciones. Hoy en día, ningún emprendedor puede pensar en desarrollar en solitario un proyecto». Se hace necesario disponer de contactos, acuerdos, alianzas... con otras entidades, que prescriban el producto o servicio o abran la puerta a posibles clientes, pero también es necesario conocer quiénes son los posibles inversores, tanto públicos como privados, a qué ayudas puede acudir la empresa o qué infraestructuras están a su alcance.

El Centro de Iniciativas Emprendedoras de la UAM ha puesto a disposición de este colectivo una serie de servicios. Su objetivo es proporcionar un apoyo a lo largo de todo el proceso emprendedor, desde la propia concepción de la idea original hasta la consolidación de la entidad resultante.

Pero, ¿qué proyectos se perfilan como los que tienen más futuro? Según el director de Ciade-UAM, «los que ofrecen una propuesta innovadora. Las empresas que puedan introducir en el mercado una mejora que permita a su cliente ahorrar costes, ser más eficiente o productivo».

El centro ligado a la universidad madrileña trabaja en red con otras entidades que también persiguen el objetivo de fomentar los valores del emprendimiento. Cuenta con el apoyo de la Fundación Caja Madrid y, además, colabora de forma activa con entidades como el Servicio Regional de Empleo de la Comunidad de Madrid o el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Proyectos premiados

Cada año, el Centro convoca el Premio al Emprendedor Universitario, un galardón que sirve de estímulo al desarrollo de iniciativas emprendedoras por parte del colectivo universitario: profesores, investigadores y alumnos. Su octava edición, recientemente celebrada, ha sido todo un éxito, con un 30% más de candidaturas presentadas respecto a años anteriores.

Uno de los proyectos premiados en esta edición ha sido Pema Group, liderado por Pedro Gómez Carmona, Manuel Sillero Quintana, Ismael Fernández y Damaris Gómez Carmona. «La idea consiste en aplicar una tecnología ya inventada, como es la termografía infrarroja, que sirve para detectar sin contacto la temperatura de cualquier cuerpo, al sector de la actividad física, el deporte y la salud de una manera innovadora», apunta el citado Ismael Fernández.

La novedad consiste en cuantificar de forma localizada las cargas de ejercicio físico realizado por la persona, aprovechando la relación entre la asimilación del esfuerzo realizado por el músculo y el aumento de temperatura del mismo. «Con ello obtenemos, como principal resultado, la información necesaria para la prevención y el seguimiento de las lesiones», señala Fernández.

El sector al que se dirige Pema Group se caracteriza por su dinamismo y poder de crecimiento. «La existencia de lesiones se postula como uno de los grandes problemas como para la economía de las entidades privadas y públicas», afirma Fernández.

Otro de los proyectos premiados por el Ciade-UAM ha sido el otorgado a la empresa madrileña de telefonía móvil Tink Security, creada por Germán Retamosa de Ágreda y Luis Sánchez García. «Desde hace años, teníamos la idea de montar nuestro propio negocio, pero con la crisis todo se ha acelerado. Me despidieron de mi último trabajo, porque no podían pagarme, y entonces fue cuando me decidí. Compadecerse a uno mismo no es la solución», comenta Retamosa. La empresa está formada por jóvenes de entre 25 y 29 años que han ideado un dispositivo que permite el control remoto en tiempo real de los teléfonos móviles de las empresas, con el que se obtiene un ahorro considerable en el coste de las llamadas.