El Catastro no acata el fallo del TSJ que anula el IBI a un vecino de Xàbia

El alcalde asume que la situación judicial es «kafkiana» e indica que no puede hacer nada hasta que se resuelva todo el proceso legal

LUCÍA RONDAXÀBIA.
El Catastro no acata el fallo del TSJ que anula el IBI a un vecino de Xàbia

Desde que el 2008 el Tribunal Superior de Justicia anuló los valores catastrales de las propiedades del Ayuntamiento de Xàbia no ha habido una, sino más de una docena de veredictos entre sentencias, autos y aclaraciones de sentencias. Pero, sustancialmente, nada ha cambiado respecto a hace dos años y el Consistorio debe seguir esperando a que el Tribunal Supremo resuelva este embrollo legal, según explicó al pleno el alcalde, Eduardo Monfort.

A día de hoy, la Dirección General del Catastro sigue remitiendo al Ayuntamiento un padrón del IBI calculado en base a los valores de la polémica ponencia del 2005 y ante eso «nada podemos hacer», aseguró el primer edil. Solo los de las propiedades municipales, que fueron anulados específicamente, han vuelto al pasado.

Monfort leyó a la Corporación un resumen elaborado por el letrado que lleva la defensa de este caso, Juan Martín Queralt, en que se repasó todo el proceso legal que inició el municipio hace cinco años para avalar que el ejecutivo está echando mano «de todas las vías legales para conseguir la anulación» del catastrazo. El alcalde y negó que trate de ocultar información a la ciudadanía, como le acusó la oposición, y escudó su actuación en que no quiere que los propietarios «se creen falsas expectativas».

Lo cierto es que este asunto es muy complicado de entender hasta para los duchos en la materia: sentencias contradictorias entre las salas del TSJ, procesos paralelos en la Audiencia Nacional y un fallo en firme que, aunque afirma que la ponencia de valores «es nula» luego solo admite que se haga efectivo para los valores municipales.

De hecho, el alcalde asumió que la situación puede resultar «kafkiana», sobre todo casos como el que dio a conocer LAS PROVINCIAS esta semana, en la que el TSJ anulaba el IBI a un propietario particular de la Vía Augusta y después, el propio catastro no se de por aludido y le siga pasando a cobro el IBI arreglo al «catastrazo».

Monfort reconoció que cuando tuvieron conocimiento de este caso lo siguió con especial interés para ver cómo actuaba el catastro, ya que puede ser una pista que avance cómo reaccionará si se logra que se anule la ponencia al completo.

«Es incongruente pero no se lo han rectificado» aclaró el munícipe, quien dejó claro que es un caso privado y que lo único que pudo hacer el Ayuntamiento es aconsejarle que fuera al juzgado o al condenado para exigirles la ejecución de la sentencia. Por contra, indicó Monfort, si el Catastro hubiera repuesto el valor catastral de 1995 a este vecino , «nos habríamos agarrado a ese cambio para reclamar la nulidad de toda la ponencia».

El alcalde se mostró molesto porque, tras conocerse este caso a través de la prensa, algunas formaciones de la oposición como Nueva Jávea le acusaran de ocultarles información importante sobre el catastro, algo que negó. No obstante, al pleno acudió con un amplio resumen del caso que incluía muchos pasos que, aunque poco trascendentes, desconocía la oposición.

El concejal del Grupo Mixto, Oscar Antón, pidió que se les tenga al tanto de todas las sentencias «aunque sean de particulares» por si sirven de ayuda al caso.

Fotos

Vídeos