L'Atzúbia soporta en dos años 47 explosiones de la cantera

L'Atzúbia soporta en dos años 47 explosiones de la cantera

Gelibre denuncia la inacción del Ayuntamiento de Pego y el Consell ante una actividad agresiva que les condiciona la vida

LUCÍA RONDAL'ATZÚBIA.

La asociación ecologista Gelibre vuelve a denunciar la «irresponsabilidad y la actitud desconsiderada» del Ayuntamiento de Pego y las Consellerias de Industria y Medio Ambiente hacia los ciudadanos de l'Atzúbia por no tomar medidas correctivas ante la actividad irregular de la cantera de L'Atzaïla.

El colectivo tilda de «intolerable» que las administraciones implicadas «callen, cierren los ojos y no hagan absolutamente» nada cuando, a menos de 500 metros del núcleo urbano, esta industria «hace explosiones enormes que sacuden nuestras casas, nos llenan de polvo y alteran muy negativamente nuestra vida cotidiana».

Gelibre ha contabilizado las detonaciones: 47 desde enero de 2009. La última, el pasado viernes alas 14.51 horas fue «fortísima» y se sintió incluso en las aulas del IES de Pego, a más de dos kilómetros.

La asociación no comprende cómo el Consistorio de Pego y el Consell toleran una actividad «que nunca ha sido objeto de evaluación de impacto ambiental, no tiene establecidas medidas correctoras y que dispone de licencia ambiental después de haber cuadruplicado su actividad pese a generar unos efectos insoportables sobre la población de l'Atzúbia». Exigen que se abra un expediente administrativo ante las irregularidades que hay y se inste a la clausura de la explotación.

 

Fotos

Vídeos