Propietarios del Saladar de Xàbia defienden su desarrollo urbanístico

Los promotores del Plan Parcial de 1.700 casas y un hotel quieren reactivarlo cuando en 2011 caduque que suspensión de licencias

LUCÍA RONDAXÀBIA.
Una imagen de la zona del Saladar de Xàbia, muy cerca de la playa del Arenal. ::                             J. IGLESIAS/
Una imagen de la zona del Saladar de Xàbia, muy cerca de la playa del Arenal. :: J. IGLESIAS

Un grupo de propietarios del Saladar de Xàbia ha empezado a movilizarse para defender sus intereses económicos en la zona. El jueves convocaron una reunión a la que acudieron unas 60 personas convencidas de que la propuesta del Ayuntamiento de desclasificar la zona es todo «un expolio» para los que compraron suelo «a precios de urbano», tal y como lo califica el Plan General de 1990 y para los que llevan años tributando IBI arreglo a esta misma clasificación.

En breve tienen previsto organizar una asamblea dirigida a todos los propietarios que se quieran sumar a esta Plataforma que luchará para evitar el veto urbanístico en el Saladar que ahora debe estudiar la Conselleria de Territorio tras la propuesta del Consistorio.

Asimismo, los promotores del Plan Parcial que prevé construir unas 1.700 casas, un hotel y reordenar la zona con áreas deportivas y un lago interior tratarán de desbloquearlo en cuanto caduque la suspensión de licencias, algo que podría ocurrir en enero de 2011, según advirtió la oposición.

Entonces, cuando se alce la suspensión de licencias y como no está listo el nuevo planeamiento, volverá a entrar en vigor el PGOU del 90 y, por tanto, el Saladar será suelo urbanizable programado. En ese momento, los promotores estarán listos para tramitar lo necesario para relanzar el plan urbanístico.

Como defiende este colectivo, hay informes de la Universidad que dejan claro que el Saladar «nunca ha sido un humedal», sino unas salinas romanas que se nutrían del agua impulsada por una noria desde el mar. Es más, achacan su actual inundabilidad al bloqueo de los desagües naturales que antes llegaban al canal de La Fontana y que se han taponado por la construcción que ha permitido todos estos años el Ayuntamiento.

Estos propietarios están convencidos de que el desarrollo urbanístico es la única opción de sanear una zona, «que ahora está abandonada a la suciedad».

Fotos

Vídeos