El restaurante de lujo de Les Corts tuvo 440.000 euros de sobrecoste

La obra se adjudicó por 1,4 millones de euros y la empresa ha girado a la Cámara una factura que supera los 1,8 millones de euros

HÉCTOR ESTEBANVALENCIA.
La nueva cafetería de Les Corts Valencianes. ::                             LP/
La nueva cafetería de Les Corts Valencianes. :: LP

A Les Corts Valencianes la cafetería de lujo junto al hemiciclo le va a salir por un pico. La empresa adjudicataria de la obra, la UTE Alcuba-Mayve, remitió una factura al Parlamento valenciano por valor total de 1.826.355,31 euros como precio de una obra que se ha convertido en uno de los mayores fiascos de la historia del Parlamento valenciano. Al final, el sobrecoste se acerca a los 440.000 euros respecto al presupuesto inicial de adjudicación.

La construcción de la nueva cafetería de Les Corts se adjudicó por casi 1,4 millones de euros. Posteriormente se añadieron 277.892,98 euros debido a una serie de modificaciones, que elevaron el presupuesto de adjudicación a más de 1,6 millones de euros. Ahora la empresa, según un factura remitida el pasado 30 de julio a Les Corts, reclama 158.196,10 euros en concepto de liquidación de la obra, por lo que el presupuesto final supera los 1,8 millones de euros. El certificado de la liquidación de obras está firmado por el jefe del servicio de Arquitectura de la dirección general de Patrimonio, Julián Esteban Chapapría.

La liquidación de 158.196, 10 euros resulta de los 1.399,88 euros pendientes de certificar de la adjudicación contratada más 156.978,22 euros por el exceso de medición de unidades del proyecto. El letrado no objeta nada al primero de los pagos, pero sobre la segunda cantidad matiza que no se refiere a la certificación final de las obras sino a la liquidación del contrato. Este expediente, según el informe jurídico, no se podrá tramitar hasta el 26 de enero de 2013.

El letrado detalla que el presupuesto inicial fue de 1.390.265,93 euros, por lo que el importe máximo de liquidación sería de 139.026,59 euros, «lo cual constituye el tope del 10% del precio primitivo del contrato». De esta manera, existe un exceso de 17.769,63 euros, que no se debería pagar. La Mesa aprobó ayer este informe.

La nueva cafetería de Les Corts fue uno de los proyectos más polémicos en la etapa de Julio de España como presidente de la Cámara. Ahora se ha convertido en una rémora para el Parlamento, ya que ninguna empresa la quiere gestionar en las actuales condiciones porque pierden dinero. La Cámara se ha visto obligada a subir los precios de los menús e incluso a ampliar la subvención a la firma que en la actualidad gestiona el servicio. El restaurante, después de ser inaugurado, abría todos los días. Tras demostrarse que era deficitario, hay jornadas en las que permanece cerrado ya que la afluencia de comensales es inexistente.

Los muebles, paralizado

La mesa de contratación del concurso para equipar con muebles el nuevo edificio para los grupos parlamentarios ultima el informe que llevará a la Mesa de Les Corts para que decida qué hacer con el concurso. Todo apunta a que quedará totalmente paralizado a la espera de abrir un nuevo proceso que permita abaratar los costes del equipamiento, que en un primer momento salieron a licitación por casi un millón de euros.

El pliego de condiciones establecía que las ofertas económicas que se presentaran al concurso sólo podrían presentar una baja del 15% respecto al presupuesto de licitación. De este manera, el precio mínimo que se iba a pagar por los muebles era de 820.000 euros, aproximadamente.

Sólo cuatro de las 12 empresas que se han presentado al concurso han respetado este límite económico. Las ocho restantes han concurrido con ofertas muy por debajo del mínimo establecido en el pliego. Algunas incluso con una rebaja del 50%. La mesa de contratación, vista la disparidad de precios y que la calidad del material era similar, pidió un informe que justificara esa variación de ofertas.

Como el documento elaborado por la dirección general de Patrimonio no ha colmado las expectativas de la mesa de contratación, la Mesa de Les Corts será la que decida si deja el concurso desierto e inicia un nuevo proceso.

La decisión de paralizar el proceso parece que se va a tomar en los próximos días aduciendo una razón de interés público. La justificación es que se puede pagar por los muebles un precio muy inferior al establecido en el pliego de condiciones.