El Consell replica a Montilla que nadie de fuera impone otra lengua a los valencianos

El conseller Castellano afirma que quien no respeta la identidad de otros territorios «no puede exigir consideración a la suya»

F. R.VALENCIA.
Serafín Castellano, conseller de Gobernación. ::
                             EFE/
Serafín Castellano, conseller de Gobernación. :: EFE

Las manifestaciones del actual presidente autonómico de Cataluña, José Montilla, que el pasado lunes afirmó que «catalán y valenciano son la misma lengua» y que «la lengua que se habla en el País Valenciano es catalán» fueron contestadas ayer desde el Consell, después de que Montilla no rectificase.

El titular de Gobernación, Serafín Castellano afirmó que el Consell «no va a permitir que nadie de fuera venga a imponer lo que son y lo que hablan» los valencianos. El conseller, cuya lengua materna es el valenciano, aseguró que el Ejecutivo al que pertenece «no va a consentir que se menosprecien los intereses de los valencianos».

Castellano recalcó que castellonenses, alicantinos y valencianos se sienten muy orgullosos de su lengua, el valenciano, «y de sus señas de identidad», por ello insistió en que la Generalitat va a seguir defendiendolas.

El conseller incidió en que los valencianos «sólo tenemos un idioma» propio, «el valenciano», y otro común con el resto de España, «el castellano, y estamos muy orgullosos de ello».

«Quien no respeta las señas de identidad y los Estatutos de autonomía de otras comunidades autónomas difícilmente puede exigir respeto a lo suyo, de manera que para que respeten a uno, el señor Montilla debe empezar respetando a los demás».

Castellano añadió que el Consell «no va a consentir que el Gobierno, para tapar su mala gestión, recurra a debates estériles que en la Comunitat Valenciana rechazamos».

Por su parte, el diputado del PP David Serra centró sus ataques sobre las declaraciones de Montilla no contra el propio líder de los socialistas catalanes, sino contra el PSPV. Serra afirmó que los socialistas valencianos «nunca han tenido discurso propio y llevan 30 años copiando lo que les viene del PSC, de ahí que hagan seguidismo de las tesis catalanistas, se opongan al trasvase del Ebro o critiquen grandes eventos en la Comunitat y los alaben en Barcelona, tal y como ordenan sus jefes del PSC».

El diputado popular señaló que el PSPV se comporta «como una sucursal del PSC en tierras valencianas» y fue más lejos al vaticinar que a Jorge Alarte, el líder de los socialistas valencianos y candidato del PSPV a la Generalitat en las elecciones del próximo 22 de mayo a lo que ha añadido que «a Alarte le espera el mismo final que a Montilla: una derrota histórica con un voto que no supere un 30%».

El diputado del PP criticó ayer que Jorge Alarte lanzara balones fuera sobre las injerencias del catalanismo en tierras valencianas propiciado con dinero facilitado por el Gobierno central y «se negara a pedir explicaciones a Montilla. Será porque comparten la misma visión de la Comunitat Valenciana, pues ambos siguen denominandola 'país valencià' en contra del sentir mayoritario de los valencianos y del Estatuto de Autonomía, tal y como demuestran claramente las siglas del PSPV».

David Serra considera que Alarte «es rehén de los radicales catalanistas» pues piensa que sus únicas posibilidades de gobernar las distintas administraciones «es pactando a la catalana, con la izquierda más extrema y el catalanismo».