El PP acusa al Gobierno de ayudar al catalán para «aniquilar» el valenciano

Clemente, convencido de que el PSOE pagará en las urnas su desprecio hacia las señas de identidad de la Comunitat

J. C. FERRIOLVALENCIA.
Eliseu Climent, tercero por la derecha, con varios responsables políticos. ::                             EFE/MORELL/
Eliseu Climent, tercero por la derecha, con varios responsables políticos. :: EFE/MORELL

El secretario general del PP valenciano, Antonio Clemente, preguntó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, si los más de seis millones de euros que ha destinado en los últimos cuatro años a entidades de promoción de la cultura catalana «son un peaje que paga para seguir siendo presidente».

El número dos de los populares valencianos se refirió de esta forma a los más de seis millones de euros que, tal y como avanzó ayer este diario, han obtenido distintas entidades dedicadas a la promoción del catalán en la Comunitat durante los últimos años por parte del Gobierno central. Clemente aludió a los «oscuros acuerdos» del Gobierno que han permitido que en los Presupuestos Generales del Estado de los últimos tres años se hayan incluido un total de cinco millones de euros a las tres fundaciones del entramado de Eliseu Climent (Acció Cultural del País Valencià, la Fundació Josep Renau y la Francesc de Vinatea), Escola Valenciana y al Institut d'Estudis Catalans para promover la lengua y cultura catalanas fuera de Cataluña y, en la mayoría de casos, en concreto, en la Comunitat Valenciana. Unas entidades que durante el próximo año recibirán 1,6 millones del Ejecutivo central.

El dirigente popular criticó que el Gobierno «que debería ser de todos los españoles premie a organizaciones que pretenden aniquilar la cultura, lengua y tradición valencianas» y lamentó que «ERC y el PSC alardeen de las enmiendas que pactan con el Ejecutivo central para lograr estas sumas de dinero destinadas a asociaciones pancatalanistas». La pasada semana, la formación que lidera Joan Puigcercós se atribuyó el mérito de haber logrado arrancar al PSOE tres enmiendas a los presupuestos de 2011 que permitirán destinar 400.000 euros más a la promoción del catalán en la Comunitat.

Clemente recordó que, además de los 600.000 euros que los PGE destinan al entramado de Climent y a Escola Valenciana, se suma el cerca de un millón de euros que recogen para el Institut d'Estudis Catalans, «mientras que la Acadèmia Valenciana de la Llengua no recibe ni un solo euro». Esto supone, dijo, que «los valencianos, como españoles, estamos pagando impuestos para que el Gobierno central los dedique a intentar aniquilar nuestra cultura, ninguneando nuestra lengua e intentando acabar con nuestras tradiciones».

«En lugar de invertir ese dinero en colegios o sanidad, Zapatero pretende cubrir sus deudas con los independentistas catalanes a costa de olvidarse de cada uno de los valencianos, a los que da 50 euros menos que la media española», reprochó el dirigente popular, quien aseguró que los ciudadanos de la Comunitat «le harán pagar en las urnas su desprecio».

Por último, el dirigente popular acusó a «los socialistas que se hacen llamar valencianos, con Jorge Alarte al frente, de asistir impertérritos a semejante ataque a la Comunitat y que, lejos de ruborizarse, aplaudan los acuerdos de sus socios catalanes para acabar con el valenciano».

El dirigente popular consideró que esta actitud del PSPV contribuye a que las encuestas vaticinen un resultado cada vez peor a los socialistas valencianos. «Incluso los sondeos de los propios socialistas auguran ya la mayor debacle de la historia al partido que lidera Alarte», dijo.