Xàbia claudica y comprará los dos parkings por 13,2 millones de euros

La operación debe atarse antes de 2011, ya que el Ayuntamiento está vetado para pedir nuevos créditos por su alto endeudamiento

LUCÍA RONDAXÀBIA.
El alcalde de Xàbia, Eduardo Monfort, junto al presidente de Ecisa y otros directivos, en la inauguración de un parking. ::                             JOSÉ IGLESIAS/
El alcalde de Xàbia, Eduardo Monfort, junto al presidente de Ecisa y otros directivos, en la inauguración de un parking. :: JOSÉ IGLESIAS

La decisión se ha comunicado a la oposición como algo hecho. El ejecutivo de Xàbia (Bloc Centristes, PP y Ciudadanos por Jávea) tiene claro que va a comprar los dos parkings subterráneos a la empresa Ecisa por 13'2 millones de euros.

Hoy mismo, en el pleno ordinario, se fraguará una modificación de créditos para abrir la partida presupuestaria para tamaña operación. Después, el Ayuntamiento debe concertar un préstamo bancario en tiempo récord ya que, como todas las administraciones que superan el 75% de endeudamiento, a partir de 2011 tiene vetado por el Estado suscribir nuevos créditos.

Según pudo saber esta redacción, Xàbia pedirá 12 millones al banco y el resto del precio se lo dará a Ecisa en especies: 9 parcelas urbanas en la zona del Rafalet del patrimonio municipal pasarán a manos de la constructora que, con esta venta, se lleva de Xàbia nada menos que 36 millones de euros si se le suma el montante de obra pública que ha ejecutado.

La polémica decisión dará que hablar en las próximas fechas, sobre todo porque no hace ni un mes, la Corporación al completo acordaba no gastar «ni un euro más» en estos aparcamientos. Esto ocurrió después de que la empresa, amparándose en una peculiar cláusula que incluye el contrato que firmó con el Ayuntamiento, reclamara nada menos que 22 millones como compensación por el déficit que arrastra el negocio.

Entonces el gobierno local enarboló un informe jurídico que aclara que la empresa debe ser la responsable del «riesgo y ventura» de su negocio. Un peritaje que, junto a otro dictamen que emitió hace unos meses el Consell Jurídic Consultiu de la Comunitat Valenciana, dejaba a Xàbia en buenas condiciones para defenderse en caso de un pleito contra Ecisa, final que se imaginaba para el conflicto.

Sin embargo, algo ha cambiado en estos días. Ayer el alcalde, Eduardo Monfort, justificaba ante la oposición que siempre es mejor un mal acuerdo que un buen pleito y abogaba por zanjar el tema de los parkings ya porque este se ha convertido en un problema social que impide al Centro Histórico revivir económicamente por la falta de parkings.

Negocio deficitario

Estos argumentos no convencen ni de lejos a la oposición, que no comprenden cómo el Ayuntamiento entra al juego de la mercantil y, a cargo del bolsillo de los ciudadanos, se queda con el muerto; es decir, un negocio que se ha revelado como un auténtico agujero negro, con una ocupación que no llega ni a la décima parte de lo previsto. Entre otras cosas, porque la concesionaria se ha mostrado inflexible con la política de precios, imponiendo tarifas muy caras si se comparan con aparcamientos similares en otros municipios.

Si se confirma este final, Ecisa podrá decir que su paso por Xàbia le ha salido redondo. Fue la única mercantil que se presentó al mayor concurso público que ha abierto el Ayuntamiento en los últimos años: Por 18 millones de euros, construyó el nuevo edificio del Ayuntamiento en el Portal del Clot, remodeló las rondas perimetrales y alzó los dos aparcamientos subterráneos que se quedó en concesión durante 40 años.

Una contratación que, como destapaba el PSPV, ha tenido algunas oscuridades, como las facturas que prueban que la empresa conocía detalles del concurso antes de que fuera público o la misteriosa inclusión en el contrato de una cláusula muy dañina para los intereses públicos y que beneficia a la empresa.

Fotos

Vídeos