Amjasa propone ampliar la concesión de la desaladora para cubrir pérdidas

La empresa de aguas de Xàbia calcula que cerrará el próximo ejercicio con más de 200.00 euros de déficit por la caída de ventas

LUCÍA RONDAXÀBIA.
La planta desalinizadora de Xàbia se explota bajo concesión administrativa. ::                             JOSÉ IGLESIAS/
La planta desalinizadora de Xàbia se explota bajo concesión administrativa. :: JOSÉ IGLESIAS

La empresa de aguas públicas de Xàbia entró el pasado en pérdidas y, a tenor de las cifras que manejan, no parece que la tendencia vaya a cambiar. De hecho, ante la preparación de los presupuestos del próximo año, la mercantil augura que sus números rojos irán in crescendo. Como mínimo, el déficit se situará en 233.000 euros.

Los principales motivos que llevan a esta situación es la constante caída de las ventas de agua (para el año próximo se prevé que bajen un 2'5%) y la reducción de ingresos por nuevas altas y enganches, que con la crisis de la construcción se calcula caerán de nuevo en 60.000 euros.

Asimismo, la empresa pone de relieve que sigue incrementándose el precio por el agua que deben de comprar a Acciona (la empresa que explota la planta desalinizadora bajo concesión) y otro nuevo gasto creciente que es el personal, al que se le ha de aplicar un nuevo convenio colectivo que supondrá elevar en más de 80.000 euros la partida para los sueldos.

La tendencia a la quiebra que ha tomado esta empresa municipal fue puesta sobre la mesa por el interventor del Ayuntamiento de Xàbia hace unos meses, cuando se cerró el balance del 2009 con un déficit de 766.000 euros. El técnico en economía mostró su preocupación ante la posibilidad de que la empresa pública empiece a sufrir problemas graves como no poder afrontar pagos o hasta entrar en fase de concurso de acreedores , por lo que indicó la necesidad de tomar medidas urgentes.

El consejo de Amjasa se reunirá mañana viernes para, entre otros asuntos, estudiar las opciones para reducir las pérdidas. Entre las que ya se apuntan está ampliar unos 6 años el tiempo de concesión a la empresa que explota la producción de la planta desaladora, que debía expirar en 2024 y ahora podría prolongarse hasta el 2030.

La medida, similar a renegociar con un banco los plazos de una hipoteca, permitiría reducir las mensualidades que Amjasa debe abonar a la mercantil y conllevaría un ahorro anual estimado en 275.000 euros. Los gestores de la firma de aguas municipal también indican que sería aconsejable renegociar los intereses, pasando de un tipo fijo a uno variable, lo que reportaría un ahorro al año de otros 90.000 euros.

Subida de tarifas

Esto en el apartado de reducir los gastos, pero en el de aumentar los ingresos, como ya apuntaba el interventor hace unos meses: «en una empresa monopolística, pública y que vende un bien tan básico como es el agua, que te la tienen que comprar», es tan simple como subir las tarifas» al abonado.

De hecho, los encargados de las finanzas de Amjasa ya han empezado a hacer sus cálculos en este sentido y apuntan que, para dejar de tener pérdidas, sería necesario incrementar entre un 4 y un 5% el precio del agua en el municipio. Esto les favorecería cerrar el ejercicio de 2011 en limpio y ya de cara a los siguientes años, empezar a obtener beneficios.

Sin embargo, la decisión, tremendamente impopular y más en tiempos de crisis, parece que no se tiene previsto tomar antes de las elecciones municipales, ya que los cálculos que se manejan en la empresa tienen en cuenta las nuevas tarifas para el último trimestre del 2011, por lo que la subida se llevaría a cabo en el mes de agosto del próximo año.

Fotos

Vídeos