El alcalde de la Pobla Llarga, acusado por una empresa

A. TALAVERALA POBLA LLARGA.
Rafael Soler. ::
                             F. GARCÍA/
Rafael Soler. :: F. GARCÍA

El alcalde de la Pobla Llarga, Rafael Soler, ha declarado ante el juzgado de Alzira por un presunto delito de prevaricación.

La denuncia contra el primer edil la ha presentado la empresa constructora a la cual se adjudicó en un primer momento las obras de la Casa de la Música. El Ayuntamiento rescindió el contrato con esta empresa alegando que no se habían cumplido los plazos establecidos y por discrepancias con los precios acordados.

Según la empresa, en el pleno que se decidió rescindir el contrato firmado, el alcalde no presentó los escritos en los que la constructora argumentaba las causas de este conflicto, por lo que consideran que incidió en un delito de prevaricación al acordar una resolución sabiendo que era injusta.

«Esto no tiene ni pies ni cabeza porque la documentación presentada aclara todo el tema», ha explicado Rafael Soler tras declarar ante el juzgado y donde ha afirmado que no estaba obligado a asistir.

Ahora, la jueza tendrá que decidir si la causa contra el alcalde de la Pobla Llarga sigue adelante o no hay indicios de delito. Para el primer edil está muy claro, «éste ha sido el primer paso y el último porque sólo va a ser una cosa formal».

El portavoz de Esquerra Unida de la Pobla Llarga, Josep Vicent Dasí, ha mostrado su preocupación por esta grave acusación y ha declarado que «esperamos que esto no vaya a más».

Fotos

Vídeos