La fuerza de la leche materna

Las madres reclaman más medidas para conciliar la actividad laboral con el periodo de la lactancia 275 mujeres participan en un amamantamiento colectivo en Viveros

LAURA GARCÉSVALENCIA.
Un momento de la fiesta de la lactancia materna que tuvo lugar ayer en  Viveros. ::
                             J. J. MONZÓ/
Un momento de la fiesta de la lactancia materna que tuvo lugar ayer en Viveros. :: J. J. MONZÓ

Cuando a las madres que apuestan por dar el pecho como medio para alimentar a sus hijos se les pregunta la razón de esa elección, la respuesta siempre apunta una larga enumeración de beneficios: es el método más natural, el niño se cría muy bien, es bueno para el bebé y también para la madre, se crea una bonita relación de complicidad entre los dos, resulta más cómodo, es más barato...

En esos valores tienen depositada su confianza las 275 mujeres que ayer participaron en la octava edición de la 'gran tetada' en los Jardines de Viveros, un amamantamiento colectivo público al que cada año asiste un mayor número de mujeres que no se quieren perder la fiesta de la lactancia materna.

Fue un continuo ir y venir de madres y pequeños que mostraban mensajes como «las niñas de teta somos así de guapas», en sus camisetas. Entre ellas estaba Amalia con su hija de dos meses. Y allí le dio de mamar. «Me gusta y disfruto porque es lo más natural para ella y para mí. Con mi primera niña no lo pude hacer y con esta era un reto», señalaba Amalia mientras su pequeña mamaba plácidamente.

Ana, además de defender las bondades de la lactancia materna, aprovechó para solicitar medidas que permitan «conciliar el trabajo con la lactancia». El permiso de maternidad vigente no le parece suficiente. Tampoco las horas establecidas para la lactancia. «Las madres deberían contar con más posibilidades para disfrutar de los primeros días de vida de sus hijos».

Pero la de ayer no era una reunión sólo para mujeres. A la fiesta de la lactancia también acudieron padres. Fernando, acompañó a su mujer y a su hija, y no dudó en defender la leche materna porque aumenta «el nivel de defensas del niño, mejora el vínculo con la madre y es más barato».

La festiva reunión se celebró bajo el lema «Paso a paso hacia una asistencia humana del parto y la lactancia». Un mensaje que demuestra que las mujeres, además de apostar por la leche materna, también están interesadas por una menor medicalización de los partos.

El mensaje lo suscribían las asociaciones Amamanta, Volem Crèixer, El parto es nuestro, Criar con el Corazón y Al Pit (La liga de la leche). Por primera vez se sumó a la convocatoria la organización UNICEF.