Xàbia rechazará indemnizar a Ecisa por el déficit del parking

L. RONDAXÀBIA.

El alcalde de Xàbia, Eduardo Monfort, tiene previsto convocar un pleno extraordinario para el próximo jueves en el que se propondrá a la Corporación denegar a Ecisa los 22 millones en concepto de indemnización económica por el déficit que arrastran los parkings subterráneos.

Esta decisión sigue las indicaciones de los servicios jurídicos que ha contratado el Ayuntamiento para tratar de encauzar el «agujero» en el que se han convertido las infraestructuras bajo concesión, infrautilizadas por los vecinos. Fuentes municipales comentaron que no se darán las lineas de la estrategia a seguir por el Consistorio para no poner sobre aviso a la empresa. Lo que sí parece claro es que el próximo movimiento corresponde a la concesionaria, que debe decidir si eleva el caso a los tribunales o trata de llegar a un acuerdo amistoso con el municipio.

Por el momento, las espadas siguen en alto desde el último órdago de la mercantil a la administración local. Y es que este pasado verano, la firma Estacionaments Urbans de Xàbia (que pertenece a Ecisa) hizo balance de sus primeros dos años de presencia en el municipio y consideró reclamar al Ayuntamiento nada menos que 22 millones de euros en compensaciones amparándose en la polémica cláusula de «reequilibrio económico».

Una cifra que las autoridades locales no tardaron en tildar de descabellada, pues superaba incluso el precio que se le puso al total de la empresa en el caso que fuera adquirida por el municipio, como se barajó hace unos meses.

La indemnización requerida por la empresa es doce veces más que lo que el Consistorio tenía previsto le reclamaría Ecisa por dos años de déficit según las cifras de explotación de los parkings y que los técnicos municipales fijaron en 1'8 millones de euros.

Pero Ecisa utilizó otros baremos y además añadió más compensaciones porque no se cumplen «las expectativas previstas en su plan económico financiero» y porque el Consistorio creó «nuevas bolsas de aparcamiento en superficie» en el área de influencia de sus negocios.